Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la greña por culpa de las drogas

Elton John y su pareja, enfadados con George Michael por unas críticas

¿Amigos a la greña? A la pareja que forman Elton John y David Furnish no parece haberles hecho mucha gracia las alusiones del cantante George Michael a las tendencias paternalistas de Elton John en una larga entrevista publicada este fin de semana por The Guardian. "Elton no estará feliz hasta que yo llame a su puerta a media noche diciendo 'Por favor, por favor ayúdame, Elton. Llévame a desintoxicarme'. Eso es algo que no va a ocurrir", declaró Michael, que se quejaba de los repetidos intentos de la pareja por ayudarle a superar lo que el propio cantante ni siquiera ve como un problema: su adicción al sexo y su gusto por ciertas drogas.

"El problema para Elton y para mí es que muchos amigos de George nos siguen llamando y diciéndonos: 'Tenéis que hacer algo, George va por mal camino, está mal'. No hacemos más que reaccionar a lo que sus amigos más cercanos nos dicen", se defendió ayer David Furnish en una entrevista difundida por BBC Radio 5 Live. "Pero si George cree que no necesita ayuda y que su vida está bajo control y es equilibrada, quizás sus amigos estén equivocados. Hace mucho tiempo que no le veo y es difícil hacer un juicio de valor y emitir una opinión", añadió el compañero sentimental de Elton John. "Respeto a George, le quiero y creo que tiene un gran talento. Sólo espero que esté bien, que sea feliz y que siga siendo el gran artista que es", concluyó Furnish.

"elton no estará contento hasta que le pida ayuda", ironiza el cantante

En la entrevista, George Michael defiende su modo de ser, su gusto por el sexo anónimo a campo abierto y en lugares públicos. Y también su gusto por el cannabis y sus experiencias con drogas como el crack. Pero asegura que consume menos de lo que explican los medios y subraya que jamás ha dado positivo en un control de alcoholemia y que sus paraísos artificiales jamás han afectado su trabajo. "Ni siquiera veo esas cosas ya como una debilidad. Simplemente soy así", afirma en la entrevista.

Michael admitió públicamente su homosexualidad en 1998, cuando el mundo entero supo que había sido detenido en California por intentar seducir en unos lavabos públicos a un policía de paisano. En lugar de arrugarse por el mal trago de ver aireados detalles tan íntimos hizo un divertido videoclip en el que se mofaba de la obsesión de la policía norteamericana con el sexo y que culminaba con un controvertido y apasionado beso entre dos hombres con el uniforme policial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de diciembre de 2009