Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OCIO

PlayStation lanza para todo el mundo el juego español 'Invizimals'

Por primera vez Sony distribuirá internacionalmente un juego desarrollado en España. El éxito corresponde a Invizimals, un juego que asombró en la última feria E3 de Los Ángeles. Y su autor, Daniel Sánchez-Crespo, un barcelonés de 35 años, fundador de la empresa Novarama.

Invizimals es el primer juego comercial que aplica la tecnología de realidad aumentada para romper la barrera de lo virtual y lo real, consiguiendo que tu casa se convierta en el escenario del juego.

En junio pasado, la primera exhibición del título en la feria E3 de Los Ángeles, asombró. Y, entre tanta competencia se llevó los premios IGN a la "innovación" y a la "excelencia tecnológica". Para entonces la aventura de Sánchez-Crespo ya estaba asegurada por Sony. "Llevamos dos años trabajando con ellos. Aparte de las 15 personas de Novorama, se han incorporado al desarrollo del juego más de 200 personas de seis países diferentes".

La novedad del juego es que mezcla el mundo físico con el virtual.

Invizimals se vale de la cámara incorporada a la PSP portable para convertir a los niños en cazadores de estos seres invisibles que sólo pueden ser detectados por la consola. "Desde el primer momento pensamos que la consola perfecta era la PSP, porque lleva la cámara incorporada y tiene suficiente capacidad", explica Sánchez-Crespo.

Un detector de seres

Con la consola enfocando hacie el suelo o hacia cualquier escondite, ésta se comporta como una detector de invizimals, emitiendo sonidos e indicando sus coordenadas, como un GPS, cada vez que se localice uno de estos seres.

Hay que ir andando, enfocando el suelo con la cámara y siguiendo las instrucciones que salen en la pantalla hasta que el detector advierte que en los alrededores hay un invizimals que puede ser capturado. Con la mano se coloca físicamente una marca en forma de estrella en el lugar que obliga al invizimal a mostrarse reflejado en la pantalla de la consola, donde en lugar de la estrella sale un ser tridimensional.

Con un manotazo (físico) queda capturado el ser (virtual). Cuando más se atrapen mejor para competir o luchar contra otros jugadores o intercambiarlos. "A veces se les caza silbando, o fotografiándole por detrás. Hay 30 formas diferentes", explica Sánchez-Crespo.

La interacción entre realidad y virtualidad es espectacular. Los bichos son digitales, pero se mueven sobre superficies reales captadas por la cámara de la consola. En la cacería se puede usar la mano para proyectar una sombra y provocar una tormenta o soplar al micro de la consola, lo que acarreará un tornado a su paso.

"con los invizimals capturados los puedes fotografiar o comerciar con otros jugadores". En cada título hay un catálogo de 120 invizimals.

"El objetivo del juego es llevar al extremo del realismo la fantasía de los seres invisibles", dice el fundador de Novorama, que no se queja de la crisis. "Llevamos seis años y media con la empresa, al principio hacíamos juegos para PC, luego uno para la 360, que falló, y también para la DS. Hay juegos que son un éxito y otros un fracaso. Así es la industria".

PLAYSTATION: http://es.playstation.com NOVARAMA: www.novarama.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 2009