Los horarios de los bares se mantienen

El Ayuntamiento de Valencia no recortará los horarios de los bares del barrio del Carmen a pesar de que una sentencia obliga a gobierno municipal de la capital a declarar el centro histórico de la ciudad como Zona Acústicamente Saturada (ZAS).

La demanda fue interpuesta por la Asociación de Amics del Carme. Toni Cassola, portavoz de la entidad vecinal, se apresuró a reclamar al Ayuntamiento un recorte en los horarios de los bares como primera medida para paliar los ruidos callejeros.

Pero el Ayuntamiento ha sido sensible a las razones de los hosteleros, que sugieren toda una serie de medidas alternativas para reducir las molestias que sufren los residentes en el barrio. La primera fórmula para reducir los ruidos pasa por peatonalizar las calles con más movimiento nocturno, en primer lugar, la calle Caballeros y la calle Alta. Los responsables de la Federación de Hostelería proponen, además, prohibir el paso de los camiones de recogida de basuras por la noche o extender un servicio de Policía Turística para garantizar la tranquilidad en las calles. Un comunicado emitido por la patronal de hostelería cuando se conoció la sentencia argumentaba que "el problema del ruido derivado del ocio nocturno no es en estos momentos, ni mucho menos, el principal problema de ruido que tiene la ciudad".

Lourdes Bernal, concejala de Sanidad, confirmó a raíz de la sentencia que no se recortarán los horarios de los bares pero concedió que se procederá a tomar una serie de mediciones con sonómetros para analizar cual es la situación real en estos momentos.

La demanda de Amics del Carme se presentó hace cuatro años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de noviembre de 2009.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50