Los herederos ponen un alto precio al legado de Miguel Hernández

Para que siga en Elche reclaman más de 2 millones

Los intereses y pretensiones económicas amenazan el centenario del nacimiento del poeta Miguel Hernández, que se celebra en 2010. Su legado fue depositado en Elche por la viuda del poeta, Josefina Manresa, en los años 80. Los herederos en 2002 renovaron el acuerdo por siete años, que expiró en julio pasado. Entonces el Ayuntamiento de Elche encargó una tasación a la Biblioteca Nacional y presentó una oferta de 2,1 millones de euros a la familia para lograr una cesión permanente, aunque los herederos consideran esta cifra insuficiente y discrepan de la valoración técnica.

Cuando todas las instituciones de diferente signo político -ayuntamientos de Elche y Orihuela, Diputación, Generalitat y ministerio- han alcanzado un consenso entorno al centenario, las discrepancias sobre el valor y la titularidad del legado amenazan con ensombrecer esta efeméride."No es el mejor momento, en vísperas del centenario, abrir este debate", admite el diputado de Cultura en la Diputación de Alicante, Pedro Romero, del PP. "Ahora lo que nos debe preocupar es el centenario", agrega Josefa Ferrando, edil de Cultura en Orihuela. En medio de toda esta polémica, el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, podría estar preparando una oferta para adquirir ese legado, según fuentes de la institución provincial. Su intención sería depositarlo en Orihuela, cuna del poeta, y ciudad gobernada por Mónica Lorente del PP. "Yo esa posibilidad la desconozco, pero eso no significa que no se esté haciendo por parte del presidente, no lo sé", comenta Romero.

Más información

Esta operación dejaría en evidencia al socialista, Alejandro Soler, que perdería el legado que ha atesorado durante 25 años. La concejal de cultura de Orihuela, Josefa Ferrando, admite que el futuro del legado "nos ocupa y preocupa, lo importante es que se quede en la provincia de Alicante, no cerramos la puerta a la nada". No obstante, advierte que el Ayuntamiento de Orihuela no tiene capacidad financiera para adquirir el legado, y tampoco piensa entrar en una guerra entre ciudades.

El alcalde de Elche asegura que su deseo "es celebrar el centenario con el legado expuesto en Elche para dar la mayor difusión a la obra del poeta".

Pero al margen de futuribles maniobras políticas, la negociación se centra, por ahora, entre el Ayuntamiento de Elche y los herederos. Miguel Hernández vivió apenas 32 años. Falleció el 28 de marzo de 1942 en una mísera cárcel de Alicante condenado por el franquismo por "sus antecedentes izquierdistas". En la celda, a la que iba a visitarle con una pequeña lechera su mujer Josefina Manresa, construyó un carro con palos que regaló a su hijo. Estos dos objetos, la lechera y el carrito forman parte de ese legado personal del poeta que ahora está se disputan herederos e instituciones.

Pero, sin duda, lo más importante para investigadores y estudiosos es toda su obra literaria, más de 1.200 manuscritos, mecanografiados o documentos, junto con un millar de cartas. Correspondencia a Vicente Aleixandre, Pablo Neruda, Lorca, Carmen Conde o Antonio Buero Vallejo, así como cinco primeras ediciones de obra hernandiana, una biblioteca con más de 200 libros sobre su obra, 1.500 artículos de prensa, 200 fotografías y un pequeño legado pictórico, entre el que figura el famoso retrato a carboncillo del poeta que le hizo su amigo Buero Vallejo en un penal madrileño.

En una primera etapa, el material manuscrito del legado quedó depositado en el Archivo Municipal de Elche merced a un acuerdo con la viuda del poeta, Josefina Manresa, que falleció 1987. En 2002 el entonces alcalde, Diego Maciá, acordó con Lucía Izquierdo, nuera del poeta y heredera, incorporar por siete años el resto de objetos personales y fondo documental. A cambio de esta cesión, el Ayuntamiento se comprometió a catalogar, restaurar, digitalizar y difundir este patrimonio. En julio la cesión expiró, el legado está a disposición de la familia en el Archivo Municipal, que ha sido cerrado a los investigadores, ya que el Ayuntamiento carece de derechos sobre el mismo.

El Ayuntamiento de Elche solicitó una tasación oficial a la Biblioteca Nacional que valoró los manuscritos, libros y cartas en 1,7 millones, a ello añadió otra cantidad por todos los objetos personales, que suma la cantidad de 2,1 millones. "La oferta se hace con respeto y cariño, cuantificada por expertos y por la institución que se encarga de estas cuestiones, aunque estamos abiertos a la negociación", asegura el alcalde socialista de Elche, Alejandro Soler.

Pero la mercantil que representa a los herederos, Sociedad Centenario Miguel Hernández SL, rechaza esta tasación. "El informe fueron dos folios, queremos saber qué han valorado y cómo", asegura la nuera del poeta, Lucía Izquierdo, quien recuerda que si no hay acuerdo final "la familia tiene sitio de sobra para guardar estos documentos". Izquierdo se muestra dolida por todas las acusaciones y declaraciones publicadas en las últimas semanas sobre sus pretensiones económicas.

"El legado ha estado 25 años gratis en Elche, jamás hemos cobrado nada, y ahora queremos, una vez expirado el convenio, negociar otro acuerdo", explica Izquierdo quien asegura sentirse "ofendida" por la tasación que ha hecho la Biblioteca Nacional por "sus criterios de valoración". La heredera del legado no quiere echar más leña al fuego, deja en mano de sus abogados la negociación con las diferentes administraciones e insinúa que incluso están hablando con otras instituciones de fuera de la Comunidad Valenciana que estarían interesadas en ser depositarias de estos documentos.

Francisco Escudero, coordinador de los actos del centenario en el Ayuntamiento de Elche, tilda de "generosa" la oferta que hace un mes presentó el Ayuntamiento a los herederos y recuerda que están dispuestos a negociar, pero "no han contestado, nosotros esperamos alcanzar un acuerdo amistoso razonable". El biógrafo de Miguel Hernández, José Luis Vicente Ferris, observa con cierta desazón e indignación este espectáculo, "cuando todas las Administraciones vamos de la mano, ahora hablar de dinero y ofertas económicas es una pena", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de noviembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50