Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE insta a Louzán a cortar el grifo a los tránsfugas

El goteo de mociones de censura que prosperan en la provincia pontevedresa auspiciadas por concejales populares (las últimas en Mos y Gondomar) ha llevado al PSOE a dar un paso más en su batalla contra el transfuguismo. El Grupo Socialista acaba de presentar una moción para que la Diputación de Pontevedra "no firme más convenios con ayudas económicas" en estos municipios, al entender que la cúpula popular, que gestiona esta institución, se limita a "meras declaraciones de intenciones" que se agotan con la baja del partido de los militantes implicados.

La moción se apoya en el propio Pacto Antitransfuguismo que indica que "los participantes en una moción de censura no deben tener ningún tipo de colaboración para mejorar su situación". En este punto ponen de relieve los socialistas la participación "muy activa" del líder del PP en Pontevedra y presidente del ente provincial, Rafael Louzán, al que han acusado en múltiples ocasiones de estar detrás de estas maniobras.

Otro caso denunciado ya por los socialistas es el de Mos, donde la ex asesora de Louzán, Nidia Arévalo, se hizo con la alcaldía al margen de las urnas. Un municipio en el que "en los últimos meses" se han firmado "diversos convenios" por un valor superior al millón de euros, pese a que se trata de un gobierno sustentado en un tránsfuga, según explicó el líder socialista, Manuel Vázquez.

Subvenciones

Otro ejemplo es el caso del diputado Carlos Silva, ex alcalde de Gondomar, "integrante y firmante de la moción de censura" en esa villa (el PP lo niega), al que apenas tres semanas después de que ésta se formalizase le fue concedida una dedicación exclusiva que le reportará más de 65.000 euros anuales. Louzán desvinculó entonces esta decisión con lo sucedido en aquella localidad.

El texto recoge también la propuesta de que "no se otorgue ninguna otra subvención que pueda exceder de las ayudas que reciba cualquier otro municipio de su misma dimensión". Los socialistas piden que el pleno provincial rechace al caso de Silleda, donde la moción de censura se consumará este mismo lunes situando a Ofelia Rey (concejala no adscrita fichada por el PSOE) al frente de la alcaldía en sustitución de la socialista Paula Fernández. El ex alcalde popular José Viéitez dice que "no tiene marcha atrás".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de octubre de 2009