Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fertiberia continuará abierta tras 2012, pero sin verter fosfoyesos

La empresa se compromete a invertir 10 millones para mantener la planta

La planta de Fertiberia ubicada en el Polo Químico de Huelva continuará fabricando abonos pero sin producir el ácido fosfórico que genera el vertido de fosfoyesos. A esto se comprometió ayer la dirección de la compañía en una reunión con los representantes sindicales celebrada en Madrid. El ácido fosfórico y el sulfúrico serán eliminados de la factoría y se continuará produciendo otros abonos (del tipo DAP, MAP y NPK) a partir de un ácido fosfórico comprado en el mercado internacional que no genera vertidos de fosfoyesos en la zona y se ajusta a la normativa medioambiental.

"Hemos exigido la negociación de un plan global y han mostrado serias señales de compromiso", declaró Manuel Rivero, presidente del comité de empresa. En el encuentro de ayer, la empresa se comprometió a realizar una inversión de 10 millones de euros para ejecutar el plan industrial por el que se reajusta la composición actual de la factoría para crear una nueva cadena de producción que no genere los controvertidos fosfoyesos. "Con esta inversión se podrá ajustar la factoría a la nueva situación industrial", dijo Rivero.

Los planes de Fertiberia y los trabajadores quedan supeditados, de todas formas, a la decisión de la Audiencia Nacional, que debe pronunciarse sobre el plan propuesto por el Ministerio de Medio Ambiente de un cese de vertidos hasta el 2012. "Quizás tengamos que cerrar las puertas mucho antes", reconoce Manuel Rivero, presidente del comité de empresa de Fertiberia. De hecho, la producción de ácido fosfórico se redujo un 50% por un dictamen de la Audiencia el pasado mes de abril.

"Este plan global tan largamente exigido supone un gran paso adelante para conseguir una solución final", reconoció Gregorio Falero, secretario general de la sección sindical estatal de UGT. "Ya tenemos las mimbres para conseguir un resultado", añadió. "La empresa ha dicho que no habrá medidas traumáticas con la salida de trabajadores de la fábrica". El plan social se negociará en una reunión prevista para el próximo miércoles. La empresa anunció un ERE que afectaría a 72 trabajadores pero, al final, no se llevó a cabo por la negativa de la plantilla.

Desde la empresa confirman el cese de los vertidos y la intención de alargar la actividad industrial más allá de 2012. Roberto Ibáñez, director de Fertiberia en Huelva, sostuvo que "a partir de 2012 se cerrará tan sólo una parte de la empresa y se dejará de producir fosfoyesos". "Pretendemos que no haya despidos. Procuraremos hacer una solución que no sea traumática y que permita dejar una parte de la actividad en Huelva", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 2009