Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Temor al 'bogey' olímpico

El COI decide hoy si readmite el golf y el rugby a partir de Río 2016

Cuando hace tan sólo una semana, el golf pensaba que el eagle olímpico era cosa hecha, ayer, en vísperas de que el Comité Olímpico Internacional (COI) votara hoy, en Copenhague, su inclusión en el programa a partir de Río 2016 conjuntamente con el rugby a 7, los representantes de la Federación Internacional de Golf (IGF) no ocultaban su temor a un inesperado bogey, a que la sesión del COI decidiera, pese a la recomendación a favor de su comité ejecutivo y del presidente, Jacques Rogge, dejarle fuera de los Juegos.

"No es que veamos ningún problema que oscurezca el panorama", dice Emma Villacieros, ex presidenta de la federación española y alta dirigente de la internacional, que se encuentra en Copenhague "haciendo lobby" por su deporte. "Pero las decisiones del COI son imprevisibles. Pueden aceptar al golf o no, pero la impresión que tenemos es de cierta tranquilidad".

Las voces críticas que se oyen en los pasillos de Copenhague hablan de que al golf, que ya fue olímpico en 1900 y 1904, le falta universalidad y que sus figuras, que consideran el máximo los cuatro grandes, será muy difícil que valoren el torneo olímpico como se merece.

"Lo primero me parece una estupidez", dice Villacieros, una de las personas que más ha luchado por el reconocimiento olímpico del golf. "Contamos con 120 federaciones nacionales y con 60 millones de practicantes federados, más otros tantos no federados. No creo que haya muchos deportes con más universalidad".

Lo del fervor olímpico de sus figuras tratarán de rebatirlo durante los 20 minutos con que contarán para presentar su aspiración en la asamblea de hoy. En ella intervendrán, en persona, el irlandés Padraig Harrington, número siete del mundo, la noruega Suzann Pettersen, número dos, la estadounidense Michelle Wie, la figura más conocida del golf femenino, y el italiano Matteo Manassero, quien a los 16 años se convirtió este verano en el más joven ganador del British amateur. Con un vídeo grabado les apoyará Tiger Woods, el mejor jugador de la historia. Si el COI lo aprueba, el torneo de Río contará con 60 hombres y 60 mujeres.

En Copenhague, defendiendo el golf olímpico, no habrá jugadores españoles ya que los mejores comenzaron ayer a disputar el Masters de Madrid en el Centro Nacional del Golf. La primera jornada fue espectacular para Manuel Quirós, un malagueño de 30 años que terminó líder con 62 golpes (-10), y también para el mejor jugador español del momento, Sergio García, número ocho mundial, quien en su primera ronda en Madrid tras seis años de ausencia se marcó un magnífico 64 (-8).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de octubre de 2009