El Gobierno defiende los radares

Un día después de que la costa alicantina registrara la mayor oleada de pateras de este año, el Gobierno cerró filas sobre el importante papel que tuvo el recién implantado Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) en su detección Una defensa con la que respondió a las críticas lanzadas por el Consell el mismo lunes, en las que defendió que la llegada de pateras dejaba al descubierto "la política de fotos del Gobierno" porque las embarcaciones fueron localizadas por la Policía Local. La subdelegación admitió el lunes que la primera patera fue localizada en la playa por la Policía Local, pero que las otras dos que alcanzaron la costa de Santa Pola fueron detectadas antes de alcanzar la arena. La cuarta, que llegó a Tabarca, se hundió a escasos metros de la playa.

Más información
El año termina con la menor llegada de inmigrantes en patera en una década

La defensa del Ejecutivo central llegó en Valencia de la mano del delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, y en Alicante, de la subdelegada, Encarna Llinares. Peralta aseguró que todas las pateras que hasta ahora han llegado a la costa alicantina han sido localizadas. Y Llinares incidió en el papel "fundamental" de los radares presentados hace apenas unos días: "Es un dispositivo muy importante, tecnológicamente muy avanzado, que ayer [por el lunes] cumplió con el objetivo". La subdelegada aclaró, sin embargo, que "en algún caso, el radar no detectó la embarcación en el agua pero sí en las orillas, por lo que se preparó un dispositivo importante, y el SIVE sí es fundamental para la detención de los inmigrantes".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS