Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España desbarata una iniciativa de Batasuna para tratar el conflicto vasco en Inglaterra

El Gobierno español está cortando todas las iniciativas internacionales que intentan realizar ETA o Batasuna con el fin de dar publicidad o buscar legitimidad a sus reivindicaciones. Recientemente lo han hecho con los contactos que la formación abertzale ya había establecido en el Parlamento de Suiza y esta misma semana han logrado frenar otra iniciativa que había entrado en uno de los grupos informales del Parlamento británico.

El Conflict Issues del Parlamento británico había incluido en su calendario para otoño una reunión, el día 3 de noviembre, en la que el tema a tratar era El Conflicto vasco, ¿y ahora qué?. En la convocatoria se argumentaba que "la reciente escalada de violencia es una clara evidencia de que el largo conflicto está lejos de resolverse". En esta agenda también se precisaba que el abogado sudafricano Brian Currin iba a realizar la exposición sobre el "reinicio del diálogo". El letrado jugó un papel mediador durante la última tregua, manteniendo reuniones con los dirigentes de Batasuna.

Los contactos para poner en marcha esta iniciativa los han llevado a cabo dos destacados miembros del aparato de relaciones internacionales de la izquierda abertzale, los también abogados Urko Aiartza y Gorka Elejebarrieta. El primero se ha caracterizado por desplegar una gran actividad a nivel mundial, con una agenda de viajes que incluye Sudáfrica y la sede de la ONU en Ginebra. El segundo, fue delegado de Batasuna en Bruselas y participó en el entramado de financiación del PCTV, según la resolución de Garzón por la que se suspendieron las actividades del partido.

Cambio por Libia

Sin embargo, el Ministerio del Interior está siguiendo muy de cerca la actividad que intenta realizar el mundo que rodea a ETA. Por ello, la convocatoria de este encuentro en el Parlamento británico ha durado poco tiempo en la agenda. Ha desaparecido esta misma semana. El motivo, la intervención del Gobierno, que, una vez que ha tenido conocimiento de la iniciativa, ha contactado con los organizadores del encuentro para explicarles cuál es la postura oficial de España en relación con este asunto y ha esgrimido la sentencia emitida por el Tribunal de Estrasburgo en la que se ratifica la ilegalización de Batasuna.

También han trasladado a los británicos el último comunicado emitido por ETA y la sospecha de que detrás de la iniciativa esté la banda terrorista. Tras la exposición de estos argumentos, los responsables del Conflict Issues han retirado la convocatoria y la han cambiado por otra dedicada a Libia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 2009