El PSdeG de Pontevedra refuerza la línea oficialista

No hubo sorpresas. En el primer congreso provincial de Pontevedra del PSdeG, que también fue ayer el primero que celebran los socialistas gallegos tras adaptarse al reparto administrativo en provincias, la candidatura única de Modesto Pose refrendó la línea oficialista del partido, dio entrada al sector vigués que lidera Abel Caballero y, por imposición explícita de éste, excluyó a los críticos que lidera el sobrino del alcalde de Vigo, Gonzalo Caballero. Éste, a las primeras de cambio ya señaló su falta de interés por estar "en este chiringuito orgánico".

Para Manuel Vázquez, el secretario general del PSdeG, el acuerdo entre los principales sectores es la manera de "volver a empezar" para conquistar la Diputación y, a partir de ahí, recuperar la Xunta y "gobernar este país por higiene política". En el congreso participaron 136 delegados.El nuevo secretario provincial, Modesto Pose, en la presentación de su candidatura, aludió a la necesidad de reforzar la cultura del debate y las estructuras del partido desde las propias bases. Luego, Manuel Vázquez señaló la necesidad de no dejar hueco a los "debates estériles entre nosotros". En el congreso no los hubo, lo que dio pie a los críticos a asimilarlo como un modelo "a la búlgara" que evita, decía Gonzalo Caballero por los pasillos, que el partido salga más fuerte de su celebración. A Pose le apoyó el 81,3% de los delegados, sin ningún voto en contra.

Más información

En la ejecutiva provincial, de 25 miembros, han entrado representantes de todas las comarcas. Luis Antonio Gómez Piña será el secretario de organización y la aún alcaldesa de Silleda, Paula Fernández Pena, de Territorio e Infraestructuras. La agrupación viguesa coloca a Ángel Rivas, secretario de organización en Vigo, como vicesecretario provincial; a Abel Losada, en Política Institucional, y a María Luisa Graña, en Estudios y Programas. Es la agrupación con mayor densidad representativa después del desdén que acompañó toda la fase preparatoria del congreso, una vez se comprobó que Abel Caballero no podría extender su hegemonía a toda la provincia, lo que también volvía superflua la candidatura de Carmela Silva a la secretaría general. La portavoz socialista en el Senado, pese al acuerdo de integración en la candidatura única, adujo tener ya demasiadas ocupaciones y cedió la vicesecretaría a Rivas, que mantendrá lealmente la presencia delegada de Caballero en la ejecutiva.

Reconquista

Pose garantizó que el PSdeG de Pontevedra será "el mascarón de proa" en la reconquista del poder en Galicia. Fue más contundente Vázquez al emplazar el reto de las próximas elecciones municipales para acabar con "el epicentro de la corrupción y el chamboneo", que situó en la Diputación de Pontevedra bajo la batuta de su presidente, y del PP provincial, Rafael Louzán. "Varía el actor, pero no el inductor", afirmó.

El vicesecretario del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, participó en la clausura defendiendo la nueva estructura provincial como la más apropiada "para trabajar más cerca de la gente". Después glosó las políticas del Gobierno central, singularmente la de los Presupuestos Generales del Estado, frente a la crisis y la radical falta de alternativas por parte del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de octubre de 2009.