Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Accidentes y sanciones en Suzuka

Caos en el circuito japonés, donde Alguersuari se va contra el muro y Alonso es castigado

A la buena noticia de que Jaume Alguersuari se había colocado por primera vez en la segunda tanda de la clasificación, le siguió de inmediato una decepción. El piloto catalán de Toro Rosso perdió el control de su coche en la octava curva y fue a estrellarse frontalmente contra un muro de neumáticos en su primer intento de la segunda tanda. Euforia y pesimismo se combinaron en cuestión de minutos. Pero aquello pareció sólo un presagio de todo lo que iba a llegar. La clasificación del Gran Premio de Japón se convirtió en un festival de accidentes que produjeron sanciones para cinco pilotos, entre ellos Fernando Alonso, y que cambiaron por completo la parrilla de salida. Alguersuari podría salir desde la sexta fila y Alonso en la penúltima.

Button puede ser ya campeón si logra arañarle cinco puntos a Barrichello

Al accidente de Alguersuari le siguió otro del alemán Timo Glock, justo en la curva que daba entrada a la recta de llegada. El impacto fue fuerte y el hecho de que el piloto no saliera del coche hasta que fue retirado por la ambulancia causó incertidumbre. Pero sus lesiones en la espalda y un corte en la pierna izquierda no son graves. Quedaban sólo siete minutos cuando todo eso ocurrió. Y algunos pilotos, entre ellos Alonso, se vieron ya perjudicados. Pero cuando el español estaba realizando su último intento de vuelta rápida en la segunda tanda, Sebastian Buemi -que ya había sufrido una salida en su primera vuelta de la clasificación- volvió a perder el control de su Toro Rosso, lo restregó por el muro, dejó la pista llena de objetos y continuó hasta llegar al taller.

Aparecieron las banderas amarillas -que obligan a reducir la velocidad e impiden adelantar- y Alonso perdió su tiempo y quedó relegado a la 12ª posición. Sin embargo, no fue el único afectado. También los Brawn de Barrichello y Button y el Force India de Sutil se vieron perjudicados, pero ellos acabaron su vuelta rápida. Todos frenaron al paso de los obstáculos, pero luego aceleraron para intentar salvar los muebles. Fue un error, porque los comisarios les investigaron y acabaron sancionándoles a todos con la pérdida de cinco posiciones en la parrilla. A Buemi, también por haber perjudicado a los demás. Un desbarajuste total, porque entre eso, la sanción a Kovalainen por cambiar la caja de cambios y la que le caerá a Glock o a Kobayashi, si le sustituye, por cambiar el chasis -deberá salir del taller-, nadie sabía cómo quedaba la parrilla, ni la FIA, que la dará hoy.

"El problema es que en este circuito te sientes muy seguro con el dawn force y los neumáticos slicks y arriesgas más de la cuenta", explicó ayer un satisfecho Alguersuari. "Y después te encuentras con que las escapatorias son muy cortas. Entre la hierba y la arena no tienes opciones. En mi caso, fue lo que ocurrió. Pero estoy contento, porque he dado un paso importante".

Con todo este follón pasó casi inadvertido que Sebastian Vettel (Red Bull) consiguió la pole position y que compartirá la primera línea de la parrilla con Jarno Trulli (Toyota). Lewis Hamilton saldrá tercero y Nick Heidfeld cuarto. Lo que no está claro todavía es en qué posición saldrán los Brawn GP de Button y Barrichello que hoy pueden dejar sentenciado el título. Button, que partirá por detrás del brasileño, será campeón si logra arrebatarle cinco puntos a Barrichello. Si eso ocurre, Vettel no tendrá ya opciones aunque gane la carrera, porque quedará a 20 puntos a falta de dos carreras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 2009