Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El campus más sostenible

Abengoa inaugura el complejo tecnológico y empresarial de Palmas Altas

"Una óptima fusión entre sostenibilidad, diseño y andalucismo". Así definió ayer el presidente de Abengoa, Felipe Benjumea, el Campus Palmas Altas de Sevilla, inaugurado por los Reyes de España. Benjumea explicó la singularidad de este complejo tecnológico y empresarial realizado por el arquitecto Richard Rogers, premio Pritzker, en el que se concentrará toda la actividad que desarrolla el grupo Abengoa en el ámbito de las tecnologías avanzadas y el desarrollo sostenible. El centro, en el que trabajarán 2.250 personas del grupo Abengoa pretende convertirse en un centro de referencia internacional en I+D+i.

Levantado en una parcela de 42.100 metros cuadrados junto a la circunvalación SE-30 de la capital hispalense, Palmas Altas está constituido por siete edificios de entre dos y cuatro plantas con más de 50.000 metros cuadrados construidos, además de 1.500 plazas subterráneas de aparcamientos y un amplio recinto ajardinado. Abengoa ocupará un total de 30.000 metros mientras que 16.300 están reservados a otras empresas y 3.700 albergan los servicios comunes.La inversión total de las instalaciones supera los 100 millones de euros.

Palmas Altas produce el 66% de la energía eléctrica que consume

El complejo es un ejemplo de excelencia en gestión medioambiental y un referente en eficiencia energética. Según explicó Felipe Benjumea, el 66% de la energía que se consume en el campus es producida en las propias instalaciones mediante una planta de trigeneración, paneles fotovoltaicos, heliostatos cilindroparabólicos y un disco Stirling y pilas de hidrógeno. Gracias a su diseño, en el que Rogers ha logrado fusionar el ambiente de los patios andaluces, las sombras y el agua, el complejo reduce en un 13% el consumo convencional de energía respecto a edificios convencionales, y sólo necesita comprar para su abastecimiento el 22% de la electricidad que consume. Con sus fachadas orientadas al este y al oeste para conseguir la mínima exposición al sol, los edificios se dan sombra unos a otros para limitar los elementos de protección solar.

El complejo ha buscado también con su diseño crear un ambiente laboral confortable. Así cuenta con una plaza central donde se establecen los servicios comunes entre los que destaca una guardería de 430 metros para niños de entre 0 y 3 años; una zona de restauración de más de 1.600 metros, repartidos en tres ambientes diferentes y que permite ofrecer más de 700 comidas de forma simultánea; un centro médico con dotación clínica avanzada y un gimnasio con dos zonas deportivas y vestuarios.

Por su diseño innovador y su arquitectura sostenible, el Campus Palmas Altas fue reconocido en octubre de 2008 por Green Building Council con la precertificacion Leed Platino, un sistema de calificación de edificios sostenibles creado en Estados Unidos que lo considera el edificio más sostenible de Europa.

Además del arquitecto Richard Rogers, artífice de edificios tan representativos como el Centro Nacional de Arte y de Cultura Georges Pompidou de Parós o la Terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas, han colaborado en el diseño de Palmas Altas el estudio de arquitectos españoles Vidal y Asociados, de Madrid, el estudio de Juan Fernández Carbonel, de Sevilla, y la Ingeniería Agrup.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de septiembre de 2009