Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FVMP pide a Educación que mantenga el precio del bono infantil

Las finanzas de los Ayuntamientos valencianos no están para bromas en tiempos de crisis. Y menos, en una materia social tan sensible como el tener que repercutir en el presupuesto de sus vecinos "el encarecimiento del 25% sobre el precio del puesto escolar en una guardería municipal, establecido en junio", debido al recorte oficial de las ayudas del bono infantil operado por la Generalitat de forma "unilateral" el 8 de septiembre.

Los casi 3 millones de euros de agujero que supone este recorte para las arcas de un centenar de municipios forzaron ayer a Elena Bastida, alcaldesa del PP en Alzira y presidenta de la permanente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, a sumarse al "acuerdo" propuesto por el alcalde de EU de Polinyà de Xúquer, Vicent Navarro, que insta a la FVMP a pedir a la Consejería de Educación que mantenga los precios del bono nominal por alumno de 0 a 3 años publicados el 14 de abril.

El acuerdo -al que se sumaron todos los grupos, incluidos los alcaldes socialistas que gestionan una buena parte de las 127 escuelas infantiles municipales autorizadas por Educación- pide al consejero Alejandro Font de Mora que solicite una modificación presupuestaria para que el precio del bono infantil se mantenga en la misma tarifa que el curso pasado: 295 euros al mes por alumno menor de 1 año, 181 para los menores de 2 años, y 120 si son menores de 3 años.

El recorte afecta por igual a las escuelas privadas, que están endosado la subida en la factura mensual de las familias. En una guardería de tipo medio de Valencia son unos 40 euros más al mes. El agujero para las 327 guarderías privadas autorizadas -que gestionan 18.700 plazas- es de otros 5,2 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de septiembre de 2009