Homenaje al poeta Gómez Alfaro en su casa natal de O Ribeiro

El profesor Xesús Alonso Montero lo describió, más de una vez, como poeta "ajeno a modas y círculos literarios, procurando no causar ruido para no molestar a nadie". Xosé Carlos Gómez Alfaro, nacido en 1949 en As Chavolas (Ribadavia) y muerto en mayo del año pasado, nunca se mostró amigo del estruendo. Ni del literario -cultivó en cuerpo y alma la actitud del sonetismo-, ni del de los cenáculos. Durante la jornada de hoy, desde las doce de la mañana en su casa natal, el PEN Clube de Galicia organiza una jornada "en lembranza" del escritor.

"Se trata de un poeta singular en el panorama de la poesía de los útimos 20 años", explica Alonso Montero, quien pone el epílogo a Poesía galega toda. Los dos volúmenes de la obra de Gómez Alfaro, editados por el PEN y al cuidado de Román Raña Lama, se presentan a las 13.15 en la Casa da Cultura de Ribadavia. Y su singularidad, la que hizo del autor de Alén do lume (2002) una isla poética en los 90, se encuentran en el tono, "era un poeta elegíaco", y en su práctica de "poesía religiosa, pero nunca eclesiástica, de las pequeñas cosas del Ribeiro". El epiloguista de Poesía enteira, que recoge los nueve libros éditos de Gómez Alfaro y uno inédito, destaca también "su pulcritud lingüística, el rigor léxico, su especie de clasicismo materializado en el cultivo permanente de estructuras clásicas".

Además de la puesta de largo de la obra completa, en Ribadavia recitarán, acompañados de música, poemas de Gómez Alfaro cinco poetas y tres críticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de septiembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50