Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigan la muerte de más de 1.500 truchas en el río Ulla

El vertido ocurrió aguas abajo de la depuradora de Monterroso, en Lugo

La Consellería de Medio Ambiente y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han abierto una investigación para determinar el agente químico que ha provocado la muerte de más de 1.500 truchas en el río Ulla, a menos de 15 kilómetros de su nacimiento, a su paso por el ayuntamiento lucense de Monterroso. Aunque la mortandad se produjo durante el pasado fin de semana y se detectó aguas abajo de la depuradora municipal -causante de otra mortandad masiva en el año 2004-, técnicos del equipo del Plan de Control de Vertidos de Medio Ambiente comprobaron ayer que las instalaciones funcionaban con normalidad.

"Los dispositivos eran los correctos, no se produjo ningún alivio en los últimos días y, además, tiene un sistema de tratamiento anaerobio que no necesita de la utilización de productos químicos", apuntaron fuentes de la consellería. Representantes de la Asociación de Pescadores lamentaron los hechos que afectaron, a lo largo de dos kilómetros de cauce fluvial, a un tramo de coto intensivo y a otro de pesca sin muerte.

Mientras, el alcalde de Monterroso, Antonio Gato, espera que Seprona y Medio Ambiente dictaminen "lo antes posible" la causa. Gato no ha descartado ninguna posibilidad, si bien expuso que la empresa encargada de la depuradora ha ratificado su "correcto funcionamiento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de septiembre de 2009