La Xunta promete construir once nuevas autovías en seis años

Hernández urge a Fomento que concluya otras siete antes de 2020

El del bipartito se llamó Plan Director de Estradas y buscaba que el 100% de la población estuviese a media hora de una autovía, autopista o corredor en 2020. Presentaron sus líneas maestras el ex presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y la conselleira de Política Territorial, María José Caride, hace año y medio y de aquello poco más se supo.

La nueva Xunta bautizó ayer su programa de infraestructuras -todavía no aprobado- como Plan Move. Perseguirá que el 80% de los gallegos tengan a diez minutos una vía de altas prestaciones ya en 2015. Algunas de las obras son calcadas a las de sus antecesores, como lo es la falta de concreción en plazos y proyectos de las infraestructuras en el informe previo que ayer se presentó a la prensa. Su filosofía la explicaron tras la reunión semanal de Gobierno, el presidente, Alberto Núñez Feijóo y el titular de Infraestructuras, Agustín Hernández.

340 millones para reducir a la mitad los muertos en la carretera
El Gobierno espera crear 70.000 empleos con las inversiones previstas

Más información

La memoria exhibida apunta a una inversión global de 4.192 millones de euros "para crear 70.000 puestos de trabajo" en los próximos seis años. De ellos, 3.100 millones saldrán de las cuentas de la comunidad, vía presupuesto ordinario, el resto buscará otras fórmulas de financiación como el sistema de peaje en la sombra.

Contempla 408 nuevos kilómetros de vías de altas prestaciones con una inversión estimada de 1.346 millones de euros para inaugurar once autovías hasta 2015. Desdoblará el Corredor do Morrazo, la vías Santiago-Noia y Santiago- A Estrada, finalizará la autovía de O Salnés hasta O Grove además de unir la A-52 con Salvaterra y enlazar Pontevedra con Vilagarcía. La obra Carballo-Berdoias también se duplicará para llegar hasta Fisterra, se finalizará la tercera ronda de A Coruña y la autovía Vilalba-Cabreiros desembocará en Ferrol. Habrá otras dos entre Ourense y Celanova y entre el ramal de O Carballiño y la AG53.

El Plan Move prevé otras siete vías de altas prestaciones. Salvo las que conectarán Sarria con Monforte, y Ferrol Norte con San Cibrao, el resto están proyectadas para un horizonte temporal más largo.

Tanto Feijóo como el propio Hernández se esforzaron en destacar que, por primera vez, la Xunta promueve "un plan que no considera las infraestructuras como el fin último, sino que persigue mejorar la movilidad de las personas". Contempla aparcamientos disuasorios a las entradas de las ciudades, "siempre coordinados" con los planes de transporte comarcal de las siete áreas metropolitanas. El borrador llama vías estructurantes a los nuevos trazados que mejoran carreteras ya existentes. Si se cumplen los pronósticos de Hernández, una inversión de 459 millones de euros permitirá poner en servicio 100 kilómetros "en el horizonte de 2015". Y reserva 588 millones más para adecentar las vías menos transitadas de titularidad autonómica.

En el apartado de seguridad vial se presupuestan 340 millones más con el objetivo de reducir a la mitad las víctimas de tráfico en el próximo lustro.

El Plan Move implicará la reducción de peajes en las autopistas que unen Vigo con Baiona y A Coruña con Carballo, sólo para los usuarios habituales.Según explicó el conselleiro de infraestructuras, Agustín Hernández, la rebaja será del 25% en el trayecto de vuelta para quienes se desplazacen cotidianamente al trabajo o se desplacen a algún servicio público. Hernández abrió la puerta a que el ahorro puede alcanzar el 50% en algunos casos, aún por detallar. Sin embargo, no avanzó todavía cuándo entrará en vigor la bajada de las tarifas.

Además de planificar a largo plazo sus propias actuaciones, el Plan Move de Núñez Feijóo y Agustín Hernández también pone deberes al Ministerio de Fomento que dirige el gallego José Blanco. Exige que una modificación del Plan Estratégico de Infraestructuras Terrestres (PEIT) que permita finalizar antes de 2020 otras siete autovías entre Santiago-Lugo, Pontevedra-Vigo-Ourense, Santiago-Guitiriz, Pontevedra-Lalín-Lugo, Barreiros-San Cibrao, Ourense-Ponferrada y Pontevedra-Lalín-Lugo.

Las obras futuras

- A-52 - Plisan - Salvaterra

- Desdoblamiento del Corredor del Morrazo

- Autovía Pontevedra - Vilagarcía

- Autovía del Salnés, hasta O Grove

- Autovía Santiago - A Estrada

- Autovía Santiago - Noia

- Autovía Carballo - Cee - Sardiñeiro/Fisterra

- Tercera Ronda de A Coruña

- Autovía Ferrol - Vilalba

- Autovía Ourense - Celanova

- Ramal de Carballiño

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de septiembre de 2009.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete