11 inmigrantes cruzan el Estrecho en dos balsas de juguete

El buen tiempo, el estado de la mar y la temeridad llevaron ayer a 11 inmigrantes de origen magrebí a intentar alcanzar las costas de Tarifa (Cádiz) con dos balsas hinchables de juguete y unos remos de plástico como único medio de propulsión.

No era la primera vez que la desesperación de quienes intentan cruzar los más de 14 kilómetros que separan las orillas de Marruecos y España les lleva a utilizar este tipo de frágiles embarcaciones. Pero esta vez, sus 11 tripulantes tuvieron la suerte de ser localizados antes de que las lanchas acabasen hundiéndose.

Eran las 4.45 de la madrugada de ayer cuando el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) detectaba dos señales en el radar. Se trataba de las dos expediciones clandestinas formadas por seis y cinco varones de origen magrebí que viajaban en las balsas, de apenas metro y medio de eslora, en las que empezaba a acumularse el agua.

Hasta el punto exacto de su localización (tres millas al sur de la isla de Las Palomas), frente a la costa de Tarifa, se desplazaron una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y otra de Salvamento que fue la encargada de subir a bordo a los inmigrantes para su posterior traslado al puerto tarifeño. Diez de los ocupantes, que se encontraban en perfecto estado de salud, pasaron a disposición del Cuerpo Nacional de Policía, que inició los trámites para su inmediata repatriación a Marruecos. Todos, excepto un menor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de septiembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50