Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Un honor igualar al Barça de las Cinco Copas"

Con la Copa de la Supercopa de Europa en sus manos, acariciándola, Pep Guardiola no se reprimió y lanzó a un ayudante suyo: "¡Es guapa!". Fue una imagen limpia y sincera antes de que el técnico devolviera el trofeo a sus jugadores, los auténticos responsables de la quinta copa que el Barça levanta en 2009 y la tercera Supercopa de Europa que el Barça conquista, tras levantarla en 1993, con Johan Cruyff, y 1998, con Louis van Gaal.

El equipo, el de Guardiola, anoche se convirtió en el primero de la historia del club en ganar cinco títulos sobre el campo en un año. Sólo el plantel conocido como el de las Cinco Copas, en 1952, fue capaz de tal hazaña. Aunque aquel grupo ganó tres títulos en el campo y otros dos, la Copa Duarte (lo que hoy sería la Supercopa española) y la Copa Martini & Rossi (se daba al equipo que lograba más goles en la Liga) las ganó sin jugar.

"Es un honor igualar al Barça de las Cinco Copas", proclamó Guardiola. "Era un grupo magnífico, con Kubala, Biosca, Ramallets y tantos otros jugadores que hicieron historia".

Guardiola lleva un año completo y sólo le falta ganar el Mundialito de Tokio, que se celebrará en diciembre, para que sea perfecto. Pero anoche fue el título más complicado de conseguir. "Ha sido la final más difícil de jugar", señaló Guardiola. "Más incluso que la final de la Champions, porque el equipo ya iba, estaba rodado. Aquí, en cambio, se venía de unas vacaciones, de fiesta. Hacía calor y el césped no estaba bien". Y añadió: "Pero con esfuerzo, personalidad y carácter, se ha conseguido el quinto premio. No se perdió la esencia que el equipo demostró tener durante toda la pasada temporada. Ahora hay que seguir, descansar y afrontar el lunes el inicio de la Liga".

Preguntado sobre si el Barça que dirige va camino de la leyenda, Guardiola respondió: "No lo sé. Nos espera un año muy duro, pero el entusiasmo de todos los jugadores es una garantía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de agosto de 2009