Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benestar alega falta de dinero para no abrir seis guarderías

Seis escuelas infantiles acabadas no abrirán este curso

Las nuevas escuelas infantiles públicas de Ares, Cangas, Vilagarcía, Caranza (Ferrol), Cotobade y Silleda no abrirán sus puertas este curso. A pesar de que las instalaciones están rematadas y su puesta en marcha figuraba entre las previsiones de la Vicepresidencia de Igualdade e Benestar del bipartito, la nueva Xunta asegura que el anterior Gobierno "no ha dejado dinero para dotarlas de muebles y personal". El supuesto desfase presupuestario de las cuentas de socialistas y nacionalistas vuelve a aparecer, esta vez en la Consellería de Benestar e Traballo. Para el portavoz del BNG, sin embargo, no se trata más que de "las prioridades del PP; para concertar ayudas a los colegios del Opus sí que hay dinero".

La conselleira de Benestar, Beatriz Mato, anunció la semana pasada, junto a la transformación del logo de las antiguas galescolas en una gallina azul, la apertura de 13 escuelas infantiles, siete de nueva creación y seis de transmisión municipal, con 753 plazas. Pero los nacionalistas relatan que los planes de la Xunta anterior consistían en hacer funcionar, para el año escolar 2009-2010, 40 centros. "En realidad van a abrir 12, ya que la de Carballeda de Valdeorras ha roto el convenio", expuso el líder parlamentario del BNG, Carlos Aymerich.

Convenios firmados

Aymerich, además de denunciar las seis guarderías acabadas que no comenzarán su actividad en septiembre, se refirió a otras cuatro "prácticamente acabadas". Según Benestar, dos "ni siquiera tenían licencia de obra". "Hay 14 ayuntamientos más", añadió el nacionalista, "que firmaron convenios con el Consorcio de Benestar y cedieron terrenos para construir galescolas no saben nada".

Desde la Xunta, que todavía no ha transferido, tal y como decía el programa electoral del PP, la enseñanza infantil a la Consellería de Educación, se escudan en la falta de fondos económicos. "Con los presupuestos que dejó el bipartito, sólo se pueden abrir 13 escuelas infantiles", alegan. Pero la oposición nacionalista sí encuentra las partidas correspondientes en la planificación de Vicepresidencia. "Ya han pasado seis meses desde las elecciones y el PP ha modificado varias veces los presupuestos", apunta Aymerich. El llamado plan de choque de Feijóo ha redistribuido, recordó el parlamentario del BNG, 1.224 millones de los planes del bipartito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de agosto de 2009