Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de vehículos recupera los niveles perdidos hace un año

El sector del automóvil empieza a respirar con alivio. Desde que en mayo pasado el Gobierno aglutinara a fabricantes y autonomías para subvencionar con 2.000 euros la compra de un coche si se achatarra otro de más de 10 años, las ventas han mejorado. El último dato que lo respalda son las ventas de julio.

La patronal de los fabricantes, a dos días del cierre de mes, avanzó ayer que se han registrado 91.623 operaciones, y prevé superar la barrera de los 100.000 en julio. No sucedía desde hace exactamente un año. La asociación de concesionarios, Faconauto, elevó las previsiones para este mes hasta las 112.000 unidades vendidas.

Las operaciones a particulares, que representan en torno al 70% del mercado y las principales beneficiarias de las ayudas, bautizadas como plan 2000E, alcanzan las 65.157 unidades, un 18,9% más que en julio de 2008, cuando el sector empezó a percibir la caída libre. El Ejecutivo planea mantener el plan durante un año o hasta que se realicen 200.000 operaciones.

Las compras en julio superan las 100.000 unidades por el plan 2000E

Las 91.157 de matriculaciones representa sin embargo a todo el sector, que agrupa las ventas a compañías y agencias de alquiler. Pese a que todo el ramo dispone de las mismas ayudas, las ventas globales caen un 9%. "Las empresas están más pendientes de la coyuntura económica, y las firmas de alquiler están encontrando problemas de financiación", explica un portavoz de Anfac. Las compras para alquiler sufren un batacazo del 52%, y las empresas redujeron la adquisición de su flota en un 33,9%. Los mayores aumentos o descensos por comunidades se deben a que no todas las Administraciones regionales aplican las mismas ayudas al plan del Ejecutivo, estipulado a priori en 500 euros. Navarra, que añade hasta 1.700 euros, mejoró en julio un 70% sus ventas. Galicia, cuyo incentivo alcanza los 700 euros, aumentó casi un tercio. La mayor caída la sufre Canarias, con un 40% menos, sin que el sector encuentre explicación para ello.

La Comunidad Valenciana cae un 32%. Madrid, que no se sumó al plan del Ejecutivo y que aplica sus propios descuentos en los impuestos de matriculación, reduce sus ventas en un 15,2%. El Gobierno de Esperanza Aguirre anunció ayer una prórroga de las ayudas hasta diciembre.

Por otro lado, la autorización de la Generalitat de Cataluña de los 698 despidos en la planta de Nissan en Barcelona desató las protestas de 300 empleados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 2009