El director de Deportes repartió millones en subvenciones irregulares

El Consello de Contas destapa ayudas sin factura en la anterior etapa de Lete Lasa

El conselleiro mayor, Antonio López, entregó ayer a la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, el último informe del Consello de Contas. Se trata del ejercicio global de 2006 y de ámbitos concretos de la Administración pública donde se intuye falta de rigor en el gasto. Es el caso de las ayudas a federaciones y clubes deportivos. La auditoría constata que se trata de un espacio de la Administración caracterizado por el descontrol, con un sistema de ayudas "no conforme a derecho" que "no salvaguardó la integridad de los fondos públicos".

El estudio abarca buena parte de la última legislatura de la Xunta de Manuel Fraga, entre los años 2002 y 2005, con ayudas que superaron los 32,5 millones de euros. Al frente de Deportes estuvo inicialmente Eduardo Lamas y, desde mayo de 2003, José Ramón Lete Lasa, que trabajaba a las órdenes de Pilar Rojo, entonces conselleira de Familia e Deporte. Lete Lasa ha sido recuperado para el cargo por el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como secretario general y en el departamento del propio presidente.

Deportes concedió 32 millones sin pedir certificados del gasto
Federaciones y clubes recibieron 32 millones de euros que no justificaron

Más información

Su gestión de las ayudas públicas no pudo ser más desafortunada, según se desprende del informe. A pesar de que las federaciones actuaron como entidades colaboradoras, "no se estableció un régimen de derechos y obligaciones aplicables", denuncia Contas, que añade: "Se les atribuyó el manejo, control y gestión de fondos públicos sin mediar la exigencia de acreditar los requisitos de eficacia y solvencia". Revela por ejemplo que no se establecieron los plazos ni la forma en que las federaciones debían efectuar los pagos a los clubes, el tipo de justificación que debían exigirles ni que rindiesen cuentas a la Administración.

El informe diferencia dos etapas. Entre 2002 y 2003 "no se establecía graduación de los criterios objetivos de adjudicación de las ayudas". En los dos años siguientes sí, "pero sin especificar los ulteriores criterios empleados por la comisión de evaluación para la ponderación de los méritos". Tampoco se estableció la obligación de comunicar las ayudas obtenidas de entidades privadas, de forma que no existía "garantía de que la ayuda otorgada supere el coste de las actuaciones desarrolladas".

En 2002 y 2003, Deportes libraba las ayudas sin exigir otra justificación de gasto que un certificado con el visto bueno del presidente de la federación. Este proceder "vulnera" el decreto de 287/2000, que regula la concesión subvenciones de la Xunta. En 2004 y 2005 ya se exigía documentación justificativa original. "No obstante", alerta el informe, "no se incluyeron previsiones relativas a la acreditación de los pagos efectuados ni a la aportación de una cuenta justificativa de carácter completo", por lo que el sistema de justificación "careció de efectividad".

Aunque las subvenciones se otorgaban en régimen de concurrencia competitiva, las bases no establecieron la obligación de publicar las cuantías ni los beneficiarios de las ayudas. "De esta forma, el procedimiento de adjudicación de las ayudas públicas al deporte resultó privado de transparencia". Ello supone un "menoscabo en la satisfacción del interés público".

La asignación de las cuantías a las federaciones como subvenciones se efectuó "al margen de los criterios contenidos en las órdenes reguladoras", sin concurrencia competitiva. El proceso era el contrario al que Contas propone: a partir de la presentación de solicitudes por los responsables federativos, la Xunta estudiaba los proyectos. Entre 2002 y 2005, no se publicó en el Diario Oficial de Galicia concesión alguna de las ayudas a federaciones y clubes. El importe de las ayudas que carecen de factura, esto es, las libradas en 2002 y 2003, asciende a 14,9 millones de euros. La Xunta anunció ayer que aprobará unas normas "de buen gobierno" y que regulará las auditorías a las federaciones deportivas. El PP, mientras, aseguró que el informe de Contas ratifica "el acierto" de la política "de austeridad" de Feijóo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de julio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50