Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso pide al Consell contratos suyos con empresas del 'caso Gürtel'

La resolución atiende una petición del diputado Joan Herrera, de Iniciativa

La Mesa del Congreso calificó ayer un escrito del diputado de ICV, Joan Herrera, en el que reclama a la Generalitat valenciana que le remita los contratos suscritos desde 2003 con las empresas de la trama de corrupción del caso Gürtel. Como consecuencia de esta decisión, el órgano de gobierno de la Cámara Baja remitirá la solicitud al Consell que preside Francisco Camps.

Según fuentes parlamentarias, la calificación del escrito de Herrera suscitó cierto debate en la reunión que la Mesa mantuvo ayer, puesto que, aunque existen precedentes, no es habitual que un diputado nacional solicite documentos a una Administración que no sea la central.

El artículo 7 del Reglamento del Congreso, al que ha recurrido Herrera para solicitar estos documentos, establece que cualquier diputado, previo conocimiento de su grupo parlamentario, podrá recabar "de las Administraciones Públicas los datos, informes o documentos que obren en poder de éstas".

Así las cosas, habida cuenta de que el Reglamento de la Cámara lo permite y teniendo en cuenta los antecedentes, la Mesa del Congreso optó por calificar la solicitud de Herrera. Ahora, según establece el punto 2 del citado artículo, el presidente del Congreso, José Bono, enviará la petición a la Generalitat valenciana.

El Reglamento de la Cámara fija que en este caso el Gobierno de Francisco Camps deberá contestar en un plazo máximo de 30 días, bien remitiendo los contratos que ha suscrito con las empresas investigadas o bien explicando "las razones fundadas en derecho" que le impiden enviar esos documentos. La Presidencia del Congreso será la encargada de trasladar la información al diputado de ICV que, en el caso de que la Generalitat valenciana no le envíe la información, podría optar por solicitar amparo a Bono.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de julio de 2009