Necrológica:Perfil
i

Mollie Sudgen, actriz británica de comedias

Se hizo famosa también en Estados Unidos

La actriz británica Mollie Sudgen, fallecida a los 86 años el pasado 1 de julio en Guidfors, en el condado inglés de Surrey, prácticamente nació para hacer reír. Fue el 21 de julio de 1922 en la localidad de Keighley (Yorkshire, en el norte de Inglaterra), con el nombre de Mary Isobel Sudgen. A los cuatro años quedó absorta ante los aplausos que cosechó una mujer que recitó un poema en unas fiestas de otro pueblo. Las siguientes navidades, su familia le pidió que hiciera algo, y ella recitó un poema. "Cuando vi a todos rodando por el suelo de risa y aplaudiendo", afirmó en una entrevista, "me di cuenta de lo bueno que era hacer reír a la gente". Un año después, en un campamento, tuvo que representar a un gato. La reacción del público fue la misma. Su suerte estaba prácticamente echada.

A los 11 años empezó a estudiar teatro en Keighley, pero llegó la II Guerra Mundial y entró a trabajar en la fábrica local de obuses. Cuando salió se trasladó a Londres para ingresar en la Guildhall School of Music and Drama. Tras terminar sus estudios, con 23 años, se incorporó a algunas compañías de teatro de repertorio, en las que hacía dos funciones diarias por poco más de una libra a la semana -ahora no llegaría a los 30 euros-. Interpretaba en ocasiones a damas de la alta sociedad, gracias a que había aprendido a pronunciar el inglés "como una duquesa".

Aunque representaba tanto comedia como drama, sobre las tablas se dio cuenta de que la situación cómica exige que quien la interpreta se la tome en serio para que el público la disfrute más que uno mismo, como resume The New York Times. En aquel tiempo conoció a quien sería su esposo, William Moore, en Swansea. Anunciaron su compromiso en 1958 tras una función en el Garrick de Londres. Seis años después, tuvieron gemelos. "Eran tan iguales de pequeños que teníamos que separarlos en ocasiones", recordó Sudgen en otra entrevista, "porque más de una vez bañé al mismo niño dos veces".

Trece años de éxito

Poco después empezó a trabajar en la BBC radio, con seriales típicos de la época, y también en la televisión, donde colaboró, por ejemplo, con Benny Hill. Después fue interpretando pequeños papeles en comedias de situación. Algunas de ellas estaban escritas por los guionistas Jeremy Lloyd y David Croft, que pensaron en ella para un papel en Are you been served? (¿Le atiende alguien?), cuyo capítulo piloto se emitió en 1972. La serie se mantuvo en Reino Unido hasta 1985.

La acción se desarrollaba en la sección de ropa íntima de unos grandes almacenes. La encargada era la señora Slocombe, que siempre procuraba demostrar a los clientes que ella llevaba la razón. Por iniciativa de la actriz, el personaje cambiaba cada semana de color de pelo, para probar si funcionaba bien el departamento de peluquería. Sus únicas gracias iban dedicadas a su gato, y ya de paso hacía solapados chistes verdes hacia el encargado de la ropa de hombres, un tanto afeminado, interpretado por John Inman.

La sorpresa llegó cuando la comedia se emitió a partir de 1990 entera en diferentes cadenas de EE UU. El diario británico The Guardian asegura que ambos eran más conocidos que el primer ministro de entonces, Tony Blair. Además, en San Francisco se convirtieron en un icono para la comunidad gay.

Tras sufrir un infarto, Mollie Sudgen se retiró para dedicarse a sus aficiones: la jardinería, la cocina y los coches. "Cuando me detuvo la policía con el Porsche a más de 92 km/h, decidí conducir un Mercedes", dijo. Y, cuando en otra ocasión le preguntaron qué se llevaría a una isla desierta, mientras su marido contestaba las obras completas de Shakespeare, ella dijo: "Mi cesta de calceta, con eso no me aburro nunca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de julio de 2009.

Se adhiere a los criterios de