Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Carreras & Capital humano

Contra el paro, construya su identidad digital

Usar redes sociales, 'blogs' y foros acelera la búsqueda de un empleo

La última predicción del Gobierno dice que habrá precariedad laboral para largo. La tasa de paro saltará del 17,4% actual, una de las cifras más altas de Europa, al 19% el año que viene. El desempleo no era tan elevado en España desde 1998. Aunque tampoco nunca habíamos tenido tantas herramientas para combatirlo.

Eche un vistazo a Internet. Blogs, portales de empleo, redes sociales, microblogging, listas de correo, foros... Es el nuevo puzzle de fuentes donde pescar oportunidades. Ya no basta con subir el currículo a la Red y esperar una llamada. Ahora toca tejer una cuidadosa estrategia proactiva de uso y presencia en cada uno de estos canales. Es lo que se conoce como desarrollar una identidad digital: existir en el mundo virtual así como en el real.

Hay puestos de trabajo que sólo se ofrecen a través de las redes sociales

"Es cuestión de visibilidad. Cuanto más te muestres, antes se fijarán en ti"

"Un candidato puede decir que es sociable, pero si compruebo que participa en comunidades online, es evidente. Puede decir que escribe artículos, pero si los leo en su blog, tengo la certeza de que así es. Utilizar estos medios aporta transparencia", explica Fernando Relinque, director de recursos humanos de Capgemini. La consultora incorporará este año a 400 empleados, el 55% menos que en 2008. Para ello, además de a las referencias internas de trabajadores, acudirá a dos lugares clave: los portales y las redes sociales profesionales como

LinkedIn, Xing y Job and Talent.

Estas últimas se han convertido en el complemento perfecto a las webs de clasificados y bolsas de empleo. Brian James, 43 años, afincado en Madrid, dio con su anterior trabajo de directivo de marketing a través de un anuncio en LinkedIn, la red que cuenta con 42 millones de registros en el mundo, 400.000 en España. "Vi una oferta que no aparecía en ningún otro lugar. Me presenté y en un par de días recibí un mensaje de la presidenta". Tras varias entrevistas, el puesto era suyo.

Daniel Pérez, responsable en España de Xing, con un millón de registros y 7,5 en el mundo, recomienda tres pasos para existir en estas redes: rellenar un perfil completo (foto, experiencia profesional, estudios...), invitar a contactos y acudir a eventos offline, es decir, en el mundo real, donde entablar relaciones de confianza. "En 2008 organizamos 2.000 eventos en 17 ciudades españolas. Asistir es importante, aumenta tu red de contactos", añade. La recesión parece beneficiarles. Xing ha elevado el 25% sus visitas en los últimos seis meses. LinkedIn ha crecido el 80% en España desde julio de 2008. Y no sólo son útiles para los candidatos, también para los cazatalentos.

"Es una cuestión de visibilidad: en cuantos más escaparates te muestres, más posibilidades hay de que se fijen en ti", señala Domènec Gilabert, de Michael Page. Las empresas de contratación acuden cada vez más a comunidades y webs verticales como Tecnoempleo o PMFarma en busca de perfiles especializados. Un tercio de los contratos que Gilabert cerró en 2008 fueron con gente seleccionada en una red social.

En situación de paro, la opción más efectiva sigue siendo bucear en los anuncios clasificados de medios digitales o sitios como Infojobs, con 4,5 millones de visitas mensuales y más de 12.000 empresas anunciando vacantes. "No conozco otro servicio que haya publicado dos millones de puestos el año pasado e intermediado en un millón de contrataciones", dice Juan Antonio Esteban, su director general. En el mix siguen cabiendo los canales tradicionales: "Acudimos a los medios impresos por prestigio, para promocionar el proceso de reclutamiento, pero la captación la realizamos online" explica Relinque.

Frente a la inmediatez de los portales, los blogs ofrecen otra alternativa en la creación de una identidad digital. "Los autónomos son los primeros que deben pensar en ellos, su valor se determina por los proyectos en los que trabajan y esos contenidos se pueden expresar en un blog o una comunidad", asegura Esteban. Profesionales de sectores como tecnología, publicidad, marketing, diseño, fotografía o comunicación son idóneos para mantener una bitácora actualizada y demostrar capacidades de forma implícita. Algo que puede acabar atrayendo a headhunters y organizaciones.

Para Carina Pueyo, manager de recursos humanos de Capgemini, "construir una identidad en la Red requiere confianza. No se puede utilizar un blog o una red social de forma unidireccional, sólo con el fin de encontrar o cambiar de trabajo. No funcionaría. Tanto aportas, tanto recibes. Hay que cultivar el blog y la red de contactos, dedicarles tiempo".

El microblogging es otro canal incipiente en este proceso. La aplicación TwitterJobSearch permite rastrear la popular herramienta en busca de vacantes. Por ejemplo, al teclear "consultor", encontramos casi 40 puestos en España, 28 en Madrid. "Cuando publicamos una vacante, incluimos un enlace en Twitter", señala Pueyo. Un número creciente de directivos y empresas, desde Telefónica hasta BBVA, experimentan con los 140 caracteres en su comunicación. Mantener actualizaciones en Twitter, con contenidos de valor, puede ser el camino ideal de presentarnos a estas empresas.

Cómo hacerlo

- Cree un perfil completo en redes profesionales. No utilice más de dos. Escoja la más adecuada a sus objetivos: Xing, Viadeo y Job and Talent tienen mayor presencia en España. LinkedIn, en Europa y EE UU.

Suba un currículo a portales de empleo. Infojobs, Monster y servicios de clasificados son algunas opciones. Use los especializados por sector: Tecnoempleo (informática), GrowinFinance (finanzas), PMFarma (farmacéutica)...

Explore la necesidad de crear un 'blog' y/o cuenta de Twitter. Los beneficios profesionales son implícitos y a largo plazo. Si no tiene nada interesante que contar, no lo haga. Si lo tiene, prestigiará su marca personal.

Separe el contenido personal del profesional. No utilice redes sociales personales (Facebook, Hi5) para promoción profesional o viceversa. Sea cuidadoso con los permisos de privacidad que otorga a su contenido.

Acuda a eventos presenciales. Así conocerá a los contactos que ha hecho previamente online. La confianza inclina la balanza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de julio de 2009

Más información