Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación admite que su ayuda para libros sólo reduce tres millones el gasto del bipartito

La oposición denuncia como "un paso atrás" la supresión de la gratuidad

La Xunta de Alberto Núñez Feijóo eliminó la gratuidad universal de los libros de texto, una de las medidas estrella del bipartito, en aras del prometido ahorro en tiempos de crisis. Sin embargo, el nuevo modelo, que deja sin manuales gratis al 75% de las familias, sólo costará tres millones de euros menos que el proyecto del Gobierno de Touriño, según admite la propia Consellería de Educación.

Educación calcula que cuando su mecanismo de "gratuidad solidaria" funcione plenamente, es decir, cuando los préstamos de libros gratis implantados por el bipartito ya no sean efectivos, el gasto de la Administración será de 70 millones de euros en cuatro años. Sólo tres millones menos de lo que, según la Xunta, costaba el modelo del bipartito. El PSdeG rebaja esta cifra a 68.7258.000 euros, por lo que defiende que el sistema anterior, aparte de "más justo y solidario", es también más barato. Los socialistas sitúan el gasto del modelo del PP durante cuatro años en 85.518.400 euros, "un 25% más que la gratuidad universal", afirmó ayer el diputado socialista Guillermo Meijón.

"Las familias 'mileuristas' no tendrán ninguna ayuda", dice el BNG

Pero antes de que todo esto pase, entre 2009 y 2013 tendrán que convivir ambos sistemas porque los libros ya prestados seguirán usándose en algunos niveles. En este intervalo de transición, el coste de las ayudas que propone la Xunta ascenderá a 49 millones de euros, "un 30% menos que el gasto calculado por el bipartito", cuenta la consellería. La rebaja se explica porque el nuevo modelo -"un paso atrás", según la oposición- sólo se aplicará a los alumnos de primero, segundo, quinto y sexto de Primaria y a los de Educación Infantil. Una vez que se generalice el nuevo modelo, el ahorro será sólo de tres millones.

Ayer, en su primera comparecencia parlamentaria, el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, insistió en que las subvenciones alcanzarán al 65% de las familias: un 25% tendrá todos los libros gratis y el 40% deberá pagar sólo la mitad del importe total. "Esto sí es progresismo y no los 400 euros para todos o el cheque bebé", dijo.

La diputada nacionalista Carme Adán alertó de que, con este sistema, las parejas mileuristas con un solo hijo "no tienen derecho a ninguna ayuda" porque sus ingresos anuales superan los 9.000 euros. Este es el techo que estableció la Xunta en su oferta de subvenciones, a pesar de haber garantizado la gratuidad de los libros "a las rentas bajas y medias". Finalmente, Educación sólo pagará todo el material a las familias con ingresos de hasta 5.400 euros anuales brutos por persona. Una cifra que, según datos del BNG, está por debajo del umbral de la pobreza (7.926 euros).

Aunque no en exceso, en la comisión se habló también de política lingüística. Una, la que promete Vázquez, "de consenso y libertad", y otra, la del bipartito, caracterizada por la "imposición", dijo. A pesar de su propósito de derogar el decreto del gallego, Vázquez apostó por "dinamizar" la lengua propia de Galicia. "¿Pero cómo vamos a garantizar la activación del gallego si no estamos dispuestos a asegurar una competencia plena en esta lengua?", se preguntó Adán. Tras el examen en la comisión y como nota de final de curso, la diputada nacionalista puso al conselleiro un "necesita rectificar", sobre todo, en materia lingüística. Meijón fue más duro: "Suspenso en junio, pero espero poder darle un aprobado en septiembre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 2009