Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

El metal vuelve a las barricadas e intenta paralizar Citroën

La protesta del metal llegó ayer a su noveno día. Los primeros piquetes cortaron una de las salidas de la autopista AP-9 en dirección a Pontevedra con barricadas de neumáticos. Luego, unos 8.000 huelguistas marcharon por Vigo con la intención de llegar a Balaídos para disuadir al segundo turno de Citroën. Y empezó el enfrentamiento con los antidisturbios. Cientos de personas trataron de forzar el cordón policial pasando con los brazos en alto, pero como sólo hubo gritos y los agentes no cargaron, la protesta se disolvió pocas horas después. Los sindicatos calificaron de "masivo" el seguimiento del paro, al que estaban convocados cerca de 40.000 trabajadores en toda la provincia de Pontevedra. Los afiliados de CIG cobran las jornadas de manifestaciones gracias a su caja de resistencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de junio de 2009