Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alicante diseña una mejora global de su obsoleta red de 'bus'

Los trabajadores de Subús plantean medidas para agilizar el servicio

Desplazarse en Alicante desde el barrio del Pla al de San Gabriel en coche no llega a los 15 minutos. El mismo recorrido en un autobús público le supone al pasajero una hora de su tiempo. El diseño de las líneas del transporte público en la ciudad es antiguo, con recorridos a menudo excesivamente largos que provocan constantes críticas de los usuarios.

Sindicatos y Ayuntamiento mantuvieron ayer una reunión conjunta en la que pusieron sobre la mesa una realidad igual de preocupante para ambos con la intención de buscar soluciones al problema. Gil Grimaldos, presidente del comité de empresa de La Alcoyana (una de las dos firmas del grupo Subús concesionario del transporte público de Alicante y su área metropolitana) propuso el objetivo a alcanzar: "Hay que darle velocidad comercial al autobús". El concejal de Seguridad y Tráfico del Ayuntamiento de Alicante, Juan Seva, se mostró de acuerdo. Tanto, que anunció la inminente presentación de un informe sobre el cual trabajarán conjuntamente sindicatos y ayuntamiento.

"Alicante merece un transporte público mejor que el que tiene"

El concejal, en cualquier caso, dio alguna pista sobre por dónde van a ir las cosas y anunció la creación de carriles bus en las avenidas de Alfonso el Sabio y de Alcoi. También descartó la ampliación horaria de invierno. Seva se mostró partidario de reestructurar las líneas de autobús y mejorar su frecuencia. La zona norte de la ciudad será la primera en notar los cambios ante la duplicidad que supondrá la ampliación de la red del tranvía.

La reunión entre sindicatos y ayuntamiento se produjo a instancia de los primeros después de que se conociera la propuesta del consistorio de reducir un millón de kilómetros al año en el recorrido de los autobuses. Una medida que ahorraría dinero a las arcas públicas y que ahora se está replanteando y rebajando, aunque inicialmente estaba previsto ponerla en marcha en mayo. En este contexto, CC OO impulsó un documento de medidas alternativas para mejorar la eficiencia del servicio y fomentar su uso.

"Alicante merece un transporte público mejor que el que tiene", resume Grimaldos. Las medidas sindicales incluyen desde ampliar los horarios nocturnos hasta una redefinición de los trazados de las líneas que, en líneas generales, supondrían racionalizar recorridos, mejorar frecuencia y ahorrar tiempo. Todo con la misma flota. Las modificaciones afectan principalmente al trazado en la ciudad de Alicante, que opera la empresa Masatusa.

Entre las novedades, los representantes de los trabajadores proponen crear una línea circular (medida bien recibida por Seva) o un servicio nocturno. Y para las líneas de La Alcoyana (que conectan Alicante con el área metropolitana) se apuesta por lanzaderas a las horas de entrada y salida del trabajo o la desaparición de dos líneas que quedarían cubiertas, una por la modificación del trazado de otra línea y la segunda por la puesta en marcha de la línea 2 del tranvía. Otro gran cambio sería la modificación del recorrido de la línea C-6 al aeropuerto, para la que se busca la intermodalidad ya que conectaría la estación de autobuses con la de tren y con L'Altet. La frecuencia se acortaría en diez minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 2009