Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RICARDO DE RAMÓN GARCÍA | Delegado general de Saint-Gobain en P. Ibérica y Marruecos | Carreras & capital humano | nombres propios

Casero y versado en crisis

Este directivo viajero y con poco tiempo para disfrutar de su ocio añora su tierra: Xàtiva, y así quiere hacerlo constar. Ni siquiera sus vacaciones de verano en la próxima Dénia le permiten acercarse todos los años a las famosas corridas de toros de la villa valenciana que le vio nacer hace 59 años.

Es valenciano, sí, pero su trayectoria profesional apenas le ha dado la oportunidad de establecerse en España. Ahora la tiene. Y es porque "las multinacionales se están dando cuenta de que los responsables de un país deben ser locales para conocer así la idiosincrasia del país", explica. Es la decisión que ha tomado el grupo francés Saint-Gobain que, aunque está presente en territorio nacional desde 1904, ha puesto por primera vez a un español al frente del negocio.

"Tengo que reestructurar y adaptar la empresa para dejar la crisis"

Ricardo de Ramón es el nuevo delegado de la compañía en España, Portugal y Marruecos y, como tal, consejero delegado de las principales empresas del grupo en estos países (más de 60). España es el mercado más grande y también el que afronta un momento más complicado con el que este ejecutivo tendrá que lidiar. De los 2.500 millones de euros que factura la compañía, casi el 70% proceden del negocio de la construcción, el 20% de los vidrios para botellas y el 10% del automóvil, señala. Por eso el objetivo en su nuevo cargo es "adaptarse a la crisis y reestructurar el negocio".

La dirección: "Si el peso de la construcción en el PIB español va a caer del orden del 50%, algo que es estructural y no coyuntural, debemos adaptarnos y compensar esta disminución del negocio con otros. Por ejemplo, con las energías renovables. Ahora estamos haciendo una fábrica en Portugal, que abriremos dentro de poco", dice. Los productos innovadores son otra de las apuestas de Saint-Gobain, que pretende lanzar en breve "la casa sostenible que ahorra, adaptada al Código Técnico de la Edificación", añade.

De esta forma, De Ramón piensa que la cifra de negocio de la empresa cristalera, que en 2009 estima que bajará un 20% en España, se mantenga en el medio plazo. Y que no sean necesarios más ajustes de personal que "los ya previstos" y de los que no quiere hablar, tras haberse recortado la plantilla en 1.000 personas (hasta 9.000) el año pasado.

Licenciado en Ciencias Físicas, ingeniero técnico industrial y diplomado por el IESE, Ricardo de Ramón ya tiene experiencia en reestructuraciones. Precisamente lo que él denomina su mejor época en Saint-Gobain, donde lleva desde 1973, y "también la más dura". Fue en Corea del Sur donde se inició el desarrollo del vidrio en Asia bajo su dirección, experiencia que luego sirvió para desarrollarlo en China. Era su segundo paso por este país, en el que desarrolló su primera experiencia internacional: construir una fábrica de vidrio.

También ha trabajado en Francia (de donde llega como director del negocio del vidrio para el automóvil en Francia, España, Portugal e Italia) y en Italia. Casado y con tres hijos, es aficionado al golf, a la lectura y a pasar los fines de semana junto a su familia: "En casa, aunque ahora es bastante difícil porque los hijos se escapan". -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 2009