El artista Pedro G. Romero, en su casa sevillana.

El artista  Pedro G. Romero, en su casa sevillana.
El artista Pedro G. Romero, en su casa sevillana.PABLO JULIÁ

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de mayo de 2009.