"La democracia en Suráfrica sigue siendo un milagro"

John Carlin presenta en San Sebastián 'El factor humano'

El periodista y escritor John Carlin (Londres, 1956) no disimula su fascinación por Nelson Mandela. "Es el personaje más fantástico y admirable que he conocido. Es el gran personaje ejemplar de nuestros tiempos", sostiene. No en vano es el protagonista de su último libro, El factor humano (Seix Barral), en el que rememora la final del Mundial de Rugby que se celebró en Johannesburgo en 1995 gracias al impulso de Mandela, presidente entonces de Suráfrica desde un año antes. Ese partido fue mucho más que un evento deportivo, fue "un fenómeno político" que allanó el camino para la reconciliación entre negros y blancos tras los duros años del apartheid.

De ahí el subtítulo del libro, Nelson Mandela y el partido que salvó a una nación. "Es una de esas pequeñas exageraciones que hacemos los periodistas con los titulares, en los que simplificamos un poco. No fue tan sencilla la cosa. Pero ese partido sí fue la última pieza en un puzzle de reconciliación en el que Mandela estuvo trabajando especialmente durante los diez años anteriores al mismo", apuntó Carlin ayer, unas horas antes de presentar su obra ante el público donostiarra y debatir con él dentro del ciclo DK Literatura.

"Fue una sinfonía de unidad", cuando todo apuntaba a una guerra civil. "Mandela logró apaciguar los ánimos de venganza en su gente y seducir a los blancos, que lo consideraban su mayor enemigo", insistió el periodista de EL PAÍS.

Mientras Clint Eastwood ultima el rodaje de la película basada en El factor humano, con Morgan Freeman y Matt Damon de protagonistas, Carlin mira a la Suráfrica actual, que hoy acude a las urnas para elegir presidente. "Suráfrica no es un país tan épico y ejemplar" como en 1995. "Se ha vuelto un país normal, en el que hay bastante corrupción gubernamental, en especial a nivel de alcaldías. Pero lo maravilloso es que han pasado casi 15 años y sigue siendo una democracia muy estable. Sigue siendo un milagro que no haya surgido un movimiento terrorista contrarrevolucionario de la derecha blanca. Y eso se debe en gran medida a lo que hizo Mandela".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS