Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una peña riojana suministró las entradas a los Boixos Nois

Entre los radicales que fueron a Múnich había un condenado por asesinato

La Peña Barcelonista Riojana, de Logroño, ha sido identificada como la vendedora de las entradas que permitieron a una veintena de miembros de los Boixos Nois tener acceso el martes al Allianz Arena para presenciar el partido Bayern-Barça. Otros cinco componentes del grupo radical, también desplazados a Múnich, no pudieron entrar en el estadio al ser retenidos por la policía después de que uno agrediera a un escolta del presidente del club azulgrana, Joan Laporta.

Los hechos sucedieron a primera hora de la tarde, cuando los cinco sujetos, presumiblemente de los Casuals, la facción más violenta de los Boixos Nois, se personaron ante el agente de seguridad y le preguntaron si trabajaba para Laporta. Ante la respuesta afirmativa, uno le pegó un puñetazo en el rostro que le provocó un traumatismo craneofacial.

La policía detuvo a los agresores, entre ellos El Jaro, condenado en 1994 a 27 años y seis meses por el asesinato en 1991 de Fréderic François Rouquier, seguidor de Las Brigadas Blanquiazules, radicales del Espanyol. Con la entrada en vigor del Código Penal de 1996, su pena se redujo notablemente y, tras cumplir condena, pudo salir de España.

Los Boixos Nois, que tienen prohibida la entrada al Camp Nou desde que Laporta llegó a la presidencia, en 2003, también viajaron a Lyon en los octavos de final de la Champions y tienen por costumbre acudir a los campos más próximos.

DNI y código de barras

La directiva azulgrana se ha venido preguntando cómo conseguían las entradas y, finalmente, ha dado con la respuesta. Agentes de paisano de los Mossos d'Esquadra han viajado últimamente con los equipos del Barça de fútbol y baloncesto y han colaborado con la policía local correspondiente para garantizar la seguridad.

La aportación de los Mossos fue decisiva para la detención de los agresores del escolta de Laporta y descubrir al intermediario que les facilitaba las entradas. Los Mossos vieron el momento de su entrega y después pudo ser identificado el intermediario, perteneciente a la Peña Barcelonista Riojana, confirmó el club.

El Barça sólo suministra entradas a los socios y los peñistas previa presentación del DNI y anota el código de barras, de manera que la localización del intermediario resultó relativamente fácil tras presenciarse la compraventa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de abril de 2009