Reportaje:Agenda

Flamenco y fotografía, un vínculo hondo

Una muestra describe en Sevilla la relación entre flamenco y fotografía desde el siglo XIX hasta hoy

El flamenco y la fotografía han tenido siempre un vínculo hondo. Fotógrafos de mediados del siglo XIX vieron en el flamenco una forma de expresión que trascendía el tiempo y extendía una red de sugerencias. El interés por el flamenco iba parejo con su explosión de significados antropológicos, sociales, culturales, artísticos e, incluso, mágicos.

La exposición Prohibido el cante. Flamenco y fotografía, que se inaugura hoy a las 20.00 en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) y cuyo comisario es José Lebrero, ofrece un recorrido por este vínculo. Un total de 200 fotografías de 70 autores procedentes de varios países trazan un cuadro completo del arte andaluz por antonomasia. La exposición, coproducida por el CAAC y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, concluirá el próximo 30 de agosto.

La nómina de fotógrafos reunidos es impresionante. El flamenco ha captado el interés de Brassaï, Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, Pierre Gonnord, Man Ray, Inge Morath, José Ortiz Echagüe, Colita, Carlos Pérez Siquier, Carlos Saura o Alberto Schommer, entre otros.

Prohibido el cante (el nombre de la muestra alude a una indicación que se leía en tabernas en los años de la posguerra) cuenta con un amplio catálogo. La consejera de Cultura, Rosa Torres, resumió ayer el objetivo de la muestra: "sacar el flamenco de lo pequeñito, lo local y lo íntimo para compartirlo porque el flamenco siempre ha tenido en su ánimo ser universal".

En el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (Monasterio de Santa María de las Cuevas, en la Cartuja de Sevilla). La muestra se inaugura hoy a las 20.00 y estará abierta hasta el 30 de agosto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS