Los votantes introducirán la papeleta en la urna en lugar del presidente

Después de 30 años de democracia, a partir de las próximas elecciones tras las europeas de junio, seguramente las catalanas del año 2010, los españoles introducirán personalmente su papeleta de votación en la urna. Ahora, el elector la entrega al presidente de la mesa electoral y éste la introduce.

"Es el fin de uno de los últimos resquicios del fin de la dictadura y principios de la democracia en el que se ejercía cierto paternalismo o tutelaje sobre los ciudadanos con la idea de que seguramente no sabían cómo había que votar", explica satisfecho el diputado de CiU Jordi Xuclà, autor de la iniciativa que ayer prosperó en la subcomisión (dentro de la Comisión Constitucional) que estudia la reforma de la Ley Electoral. El presidente, eso sí, revisará que el votante sólo lleva un sobre, y a continuación se lo devolverá a para que lo meta en la urna.

PP y PSOE unieron sus fuerzas para derrotar la pretensión de los grupos nacionalistas de crear circunscripciones autonómicas para las elecciones europeas. La circunscripción seguirá siendo la nacional. Txiki Benegas (PSOE) y José Antonio Bermúdez de Castro (PP) llevaron la voz cantante por sus respectivos grupos en esta subcomisión, que también aprobó prohibir toda campaña institucional que haga alusión a "los logros obtenidos" en cualquier materia desde que se convocan las elecciones, es decir, 54 días antes de su celebración. También se prohibirá la inauguración de cualquier obra con publicidad durante los 15 días de campaña.

Esta regulación figurará en la modificación que se haga de la Ley Orgánica Electoral General y es al margen de la prohibición que ya existe, en la Ley de Publicidad, de hacer campañas de propaganda gubernamental, que simulen información.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50