Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente paraliza una carrera en una playa protegida

Triciclos sin motor iban a tomar el arenal de A Frouxeira

La Xunta se opone a que la protegida playa de A Frouxeira (Valdoviño) sirva como escenario para un campeonato de carreras de kitebuggy, una modalidad deportiva de vela en tierra que captura la fuerza del viento mediante una cometa sujeta a un triciclo sin motor que se desplaza a gran velocidad. En una resolución remitida esta semana al municipio coruñés, la delegación provincial de la Consellería de Medio Ambiente denegó el permiso para la celebración de esta competición prevista para los días 14 y 15 de marzo, que ya contaba con la aprobación de la Demarcación de Costas en Galicia y el beneplácito del Ayuntamiento de Valdoviño, gobernado por Terra Galega.

La Xunta sostiene que la competición "es incompatible" con la preservación de este espacio natural y basa su negativa en que el sistema dunar que cerca la playa "requiere protección estricta durante el proceso de nidificación y cría", que se prolonga de marzo a junio. Medio Ambiente argumenta que la suma de público y participantes supone "una amenaza" para el entorno y un "factor de perturbación tanto por la contaminación acústica y visual, como por el pisoteo indiscriminado".

La decisión de suspender el campeonato ha apaciguado los ánimos de los ecologistas, que clamaron por la suspensión del evento porque A Frouxeira es Red Natura y humedal protegido. Azotada permanentemente por el nordés es la joya de la corona para los cerca de 300 aficionados a este nuevo deporte en toda España. Juan de la Fuente Lago, promotor del evento, asegura que por la orientación y la dinámica de los vientos, A Frouxeira es "incomparable". "No somos delicuentes. Tenemos conciencia ecológica" explica Lago, "corremos sobre la bajamar sin erosionar nada". En 2007 hicieron otro intento frustrado por Medio Ambiente para celebrar el campeontato en esta playa. En los próximos días, intentarán "hacer lo posible" por levantar la cancelación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 2009