Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 1-M | Galicia

Interventores del PSOE niegan el saludo a Baltar en Ourense

Votaron a las 11 de la mañana los candidatos, con su parafernalia de cámaras y micrófonos, y no debió de cundir el ejemplo porque a mediodía la participación bajaba cuatro puntos respecto a 2005. Era un día "alegre" y "positivo" para Galicia, en palabras de Emilio Pérez Touriño.

No para todos. José Luis Baltar, candidato del Partido Popular en Ourense y presidente de la Diputación, se fue del colegio electoral muy dolido porque los interventores del PSOE se negaron a darle la mano. Baltar lo achacó al "nerviosismo" de los socialistas, no al hecho de que él llamara "maricón" durante la campaña a un consejero de la Xunta y rival suyo en Ourense. La escena sucedió en un colegio del barrio de As Lagoas, en la localidad de As Burgas. Baltar sintió haberse pasado con el candidato socialista, pero sin dejar de reafirmarse en lo que dijo.

Los populares se vieron ganadores de las elecciones desde el primer momento. De las primeras tímidas reacciones a las encuestas el más optimista fue el secretario general del PPdeG y director de campaña, Alfonso Rueda, quien aseguró que su partido ganaba "con mucha diferencia", según "lo que dicen todas las encuestas". Rueda atribuyó el resultado a una campaña "muy pegada a la gente" y por ello agradeció el trabajo de los interventores. Para el anecdotario queda también que su partido ganó incluso en Palas de Rei (Lugo), localidad natal del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, con un 55,18% de los votos.

"Buenas vibraciones"

Quedaron atrás rápidamente las "buenas vibraciones" de las que hablaba el vicesecretario general el PSdeG, Ricardo Varela, al cierre de los colegios electorales. Esa frase quedó envejecida sólo una hora después, cuando se empezó a apuntar el fracaso del Gobierno bipartito que en 2005 apartó por primera vez a los conservadores de la Xunta. Varela expresó la satisfacción del partido ante la "intensa y positiva" participación, que se suponía que les beneficiaba.

El secretario de Organización del BNG, Alberte Ansede, destacó "la gran participación" en las elecciones autonómicas, cuando aún creían que la participación les beneficiaba. "Demuestra que la sociedad gallega es una sociedad madura", añadió. Ansede atribuyó a los nacionalistas la movilización del electorado. "Hemos hecho la campaña más participativa de la historia, con unos mítines que han llegado a miles de gallegos y gallegas", opinó este dirigente del BNG.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de marzo de 2009