Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Tres que valen por un equipo

Eto'o, Messi y Henry suman 49 goles en la Liga, más que cualquier conjunto de los grandes torneos

El domingo pasado, en el Camp Nou, Manuel Preciado, el técnico del Sporting, llevaba diez minutos loando la grandeza del juego del Barcelona: "Es el mejor equipo del mundo. Si no gana la Liga, me muero. No sé el porcentaje, pero Guardiola, su entrenador, tiene mucha culpa de lo que está pasando, seguro. Roban la pelota a la velocidad del viento"... En ésas estaba Preciado cuando el responsable de prensa del conjunto azulgrana planteó el clásico "¿alguna pregunta más?" con el que suelen terminar las comparecencias en el estadio. "Sí", se oyó al fondo de la sala. Un periodista, micrófono en mano, tomó la palabra: "La semana que viene el Sporting juega contra el Barça"... "¡No! ¡Más Barça, no! Por favor!", interrumpió Preciado. "Perdón, quería decir contra el Madrid", se disculpó el periodista. "Mira, podemos ganar a cualquier equipo menos al Barcelona. Son imparables", razonó el preparador del cuadro gijonés, la última víctima de un equipo que es una máquina de hacer goles.

El Barça lleva ya 68 goles. De seguir así, acabaría el campeonato con 117

Lleva el Barcelona 102 tantos en los 37 partidos que ha jugado desde que abrió el curso en la previa de la Champions. Sesenta y ocho de ellos, en la Liga, una cifra sólo superada por el Madrid de Di Stéfano en la temporada 1959-60. Entre Eto'o (21 goles en la Liga y 24 en total), Messi (16 y 25) y Henry (12 y 15) suman 49 goles sólo en el campeonato español, más que toda la plantilla del Madrid (45), del Atlético (47); del Xerez y el Tenerife (41), los más goleadores de Segunda; del Chelsea (44), del Inter y el Milan (40) y del Girondins de Burdeos y el Olympique de Marsella (39), los más prolíficos de Inglaterra, Italia y Francia respectivamente.

Aquella noche de agosto, en la previa de la Champions, el Barça dejó escrita toda una declaración de principios: goleó por 4-0. Desde ese día acumula una media de 2,75 goles por partido. Únicamente en la Liga ha logrado 68 goles, a razón de 3,09 por encuentro. Si el fútbol es un estado de ánimo, el de los azulgrana es de máxima voracidad.

Ni siquiera el Madrid que entrenó John Toshack en la temporada 1989-90 había conseguido tantos goles como el Barça en 22 partidos. El equipo del galés mantiene desde entonces el récord goleador final: 107 tantos. En la 22ª jornada, sin embargo, había logrado 65 dianas, tres menos de las que lleva el Barça, que, de seguir con su media actual, acabaría con 117. Hugo Sánchez terminó pichichi con 38. La cifra colectiva parece al alcance del Barça. Superar la marca del mexicano parece más dificil. Eto'o, que encabeza la clasificación de los goleadores, lleva 21 goles en 21 partidos de Liga y 24 sumando los de la Champions. "Samu tiene mucha culpa de que estemos donde estamos", reconoce Guardiola.

"En este equipo marcaría hasta un delantero malo", sostiene Eto'o. "Más que mi actuación, lo importante es el equipo", precisa el delantero, consciente de que, si un día no atina a marcar, algo raro, aparecerá un compañero para solventar el tema. Así ha sido hasta ahora: 14 jugadores del plantel han visto puerta en lo que va de curso.

"Un equipo que juega tan bien y con tanta vocación ofensiva que el lateral derecho lleva seis asistencias y tres goles es que vive pensando en el gol", explica Valdés. El lateral, claro, es Alves, que el domingo marcó su tercer gol en esta Liga, tras recuperar la pelota en la frontal del área rival. "No sé lo que toma. Es impresionante", dice Eto'o del brasileño.

"Son muchos, ¿no?", se preguntó Guardiola al saber que su equipo había superado la cifra de los 100 goles entre todas las competiciones. Pero tiene argumentos que le permiten entender por qué marcan tanto. A saber: "Básicamente, los futbolistas de mi equipo son muy buenos. Tienen mucha calidad". "Tenemos mucha variedad para llegar al gol. Podemos marcar a balón parado, llegando desde la segunda línea, entrando por la banda o a la contra, como en los dos primeros goles ante el Sporting", se congratuló; "con un equipo que puede meter goles de muchas maneras, tienes más posibilidades de ganar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de febrero de 2009