Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:HABITACIONES

De toreros y escritores

Los diestros turistas que pasen por Sevilla podrán entrar por la puerta grande al Gran Meliá Colón. El conocido hotel de los toreros reabre sus puertas (3 de febrero) el mismo mes que en la isla de Gran Canaria se reinaugura (el día 13) el Parador Nacional de Cruz de Tejeda, por donde discurren los caminos que recorrió Unamuno a principios del siglo XX. Habitaciones de lujo en dos lugares legendarios.

Después de una reforma integral, el enclave sevillano de toreros y flamencas apuesta por el estilo de un cinco estrellas contemporáneo. El edificio, de 1929, fue declarado Patrimonio Histórico por su fachada, representante de la arquitectura neobarroca de Sevilla. La remodelación ha sido realizada por Álvaro Sans junto con el estudio de arquitectura de Chus Manzanares. Cada una de las siete plantas del hotel está dedicada a un gran pintor que ha desarrollado su carrera en España, como Murillo, El Greco, Velázquez o Goya. La suite principal, con una terraza de más de 140 metros cuadrados y vistas a la Giralda, toma el nombre del cuadro del artista aragonés La maja vestida. En Burladero, Tapas & Tintos by Dani García, el restaurante del hotel, se potencia la cocina mediterránea y andaluza. El chef al mando, el marbellí Dani García, se formó con Martín Berasategui y consiguió dos estrellas Michelin a su paso por el Tragabuches de Ronda.

Hotel Gran Meliá Colón

Calle de Canalejas, 1. Sevilla.

Teléfono: 954 50 55 99.

www.gran-melia-colon.com

Parador Cruz de Tejeda

Cruz de Tejeda. Gran Canaria.

Teléfono: 928 01 25 00.

www.parador.es

cruztejeda@parador.es

Estilo canario

En la isla de Gran Canaria, antiguos caminos reales llevan hasta el Parador de la Cruz de Tejeda. La cruz de piedra situada en la entrada del hotel tiene su origen en otra erigida en el siglo XVII para orientar a los vecinos de la zona. El edificio del parador, de 1938, fue proyectado por el arquitecto racionalista Miguel Martín-Fernández de la Torre en un estilo canario vernacular basado en las ideas desarrolladas por su hermano, el extraordinario pintor Néstor. Réplicas de sus famosos murales decoran el hotel. El interiorismo, desarrollado por el equipo de Paradores, se inspira en las creaciones de Néstor, así como en los muebles de los años cuarenta, época de su primera apertura como hostería. Las 43 habitaciones tienen vistas a la Caldera, heredera de la actividad volcánica del pasado y que Unamuno visitó en 1910. En su viaje, el escritor definió las vistas desde Tejeda como "una tempestad petrificada". El hotel, de cuatro estrellas, se encuentra a 9 kilómetros de Cruz de Tejeda, entre el Parque Rural del Nublo y el paisaje protegido de las Cumbres. El restaurante está especializado en cocina canaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2009