Reportaje:

Pochettino, el último cartucho

El Espanyol despide a Mané y lo releva por el ex jugador argentino, su tercer entrenador de la temporada

El martilleo ha sido constante. El runruneo, imparable. "Mané no ha resultado el revulsivo que esperábamos", resumía con acidez y ante las cámaras de televisión Joan Collet, consejero del Espanyol y mano derecha del presidente, Daniel Sánchez Llibre. Lo declaró después del último varapalo, de la abultada derrota (4-0) ante el Málaga. "El presi ya sabe mi opinión", abundó Collet a modo de recordatorio. La suya y la de todos los directivos. Sánchez Llibre les telefoneó el domingo uno por uno para saber su parecer -sólo el consejero Ramon Condal defendió con persistencia a Mané- y adoptar una valoración inicial. Así, José Manuel Esnal, Mané, fue anoche destituido como técnico del Espanyol, después de ocho partidos, seis de Liga y dos de Copa, y una única victoria frente al Polideportivo Ejido, equipo de Segunda División B. Asume el cargo Mauricio Pochettino (Argentina; 1972), ex jugador del club en dos épocas (1994-2000 y 2004-2008) y amigo íntimo de Iván de la Peña y Raúl Tamudo. Pochettino se convierte en el tercer técnico blanquiazul esta temporada, después del inicio de Tintín Márquez (12 puntos en 13 partidos de Liga) y la sucesión de Mané (3 puntos en 6 partidos).

Más información
Guardiola apela a la humildad ante el Espanyol

Hace dos temporadas el Espanyol invitó a Pochettino a no cumplir su último año de contrato por falta de rendimiento y porque fue señalado como uno de los causantes del mal ambiente que por entonces reinaba en el vestuario: se le tildó de vaca sagrada. "Mauricio siempre tendrá abiertas las puertas del Espanyol", respondió Pedro Tomás, director general del club, el día de la despedida del jugador, el extranjero con más partidos como blanquiazul (275).

El domingo sonó el teléfono de Pochettino. "¿Quieres entrenar al Espanyol?", le propusieron. "No me posicionaré hasta que el cargo esté libre. Creo que es una falta de respeto hablar sobre eso mientras un entrenador esté en funciones", respondió. Pero entre líneas aceptó. Ya vuelve a ser periquito; así lo resolvió anoche la directiva, que descartó la presencia de Paco Herrera, director deportivo, en la reunión. Al punto que también se discutió su despido -instigado por José Luis Perelló- y hoy, probablemente, se le notificará.

Durante el consejo se barajó la posibilidad de que Xabier Azkargorta, acompañara al nuevo entrenador en el banquillo españolista. "A mí nadie me ha comunicado nada. Esa es una decisión de Pochettino y no mía", replicó desde su domicilio Azkargorta. Como jugador, Pochettino se formó en el Newell's Old Boys argentino, brilló en el Espanyol, y despuntó en el PSG y Girondins franceses. Su experiencia como entrenador, sin embargo, se limita a actuar como segundo técnico en el equipo femenino del Espanyol, con el objetivo de cumplir las horas que le solicitó el Comité de Entrenadores para sacarse el carnet. "Me veo capacitado para entrenar a cualquier equipo", apunta Pochettino, que recuerda divertido: "Azkargorta no me llamó cuando él entrenó al Valencia y no pasó nada. Tenemos una gran afinidad, pero no somos pareja de hecho".

Así, el Espanyol apuesta por un técnico sin experiencia. Una nueva vuelta de tuerca a la planificación del club, inexistente si se atiende a los diferentes perfiles de los sucesivos técnicos. Se ha pasado de un entrenador de club (Márquez) a uno veterano (Mané), para acabar con un novel.

La mañana de ayer arrancó con una reunión entre los futbolistas del Espanyol, que debatieron durante una hora los problemas y las posibles soluciones para enderezar la marcha del equipo, en zona de descenso y a cinco puntos de la salvación. Poco después, Mané les dio una charla, ajeno a la posibilidad de que fuera despedido. En la tarde, la directiva discutió las posibilidades de remozar al equipo para darle un impulso. Y por la noche, mientras Mané cenaba en la habitación de su hotel junto con Ondarru [Ángel Garitano, el segundo entrenador], se cerró su despido y la contratación de Pochettino.

Mané pasa por delante de Luis García y Jarque ayer en el entrenamiento del Espanyol.
Mané pasa por delante de Luis García y Jarque ayer en el entrenamiento del Espanyol.CARLOS MIRA
Pochettino.
Pochettino.CARLOS MIRA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS