Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro no llegará a cuatro millones, según Corbacho

La inquietante escalada del paro en España en los últimos meses, que ha generado una bolsa de un millón de parados más de los que había hace sólo un año, continuará a lo largo de este ejercicio. Pero si 2008 terminó por encima de la barrera psicológica de los tres millones de desempleados, siempre quedará el alivio de que, contra los peores augurios, el retroceso de la economía española no llevará el desempleo hasta los cuatro millones.

Éste fue el pequeño consuelo que, en la mañana de ayer, formuló el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, minutos antes de que el primer tren directo que conecta Barcelona con Málaga mediante la alta velocidad partiera de la estación de Sants.

"No vamos a llegar a los cuatro millones", subrayó el ministro, quien reconoció, sin embargo, que hace falta "ser realista", ya que el problema, lejos de resolverse, irá a más "en los próximos meses".

Según dijo Corbacho, en línea con el mensaje que viene lanzando el Gobierno, la luz al final de túnel se atisbará al final de la segunda mitad de este año. El ministro se congratuló de que "una entidad financiera" -aludía a La Caixa- haya pronosticado que, en efecto, el número de trabajadores que se quedarán en la calle no alcanzará los cuatro millones. El servicio de estudios de la caja pronosticó el viernes que la cifra, sin embargo, sí podría alcanzar los 3,7 millones (580.000 más que ahora) y elevar el porcentaje al 15,2% de la población activa. En todo caso, Corbacho aseguró que la expansión del desempleo "es la principal preocupación y también el objetivo prioritario del Gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de enero de 2009