Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El alto precio de una palabra

La federación multa con 3.000 euros a Kanouté por su apoyo a Palestina - Es el mismo castigo económico que impuso al Espanyol por el lanzamiento de bengalas y similar al que recibió el Betis por símbolos nazis

La polémica sobre la camiseta de apoyo a Palestina que mostró Kanouté en la celebración del segundo gol del Sevilla ante el Depor, en la ida de la Copa el pasado miércoles, llegó ayer a su punto final con un duro castigo al delantero. El Comité de Competición decidió multar al jugador sevillista con 3.000 euros de acuerdo al artículo 120.bis de los estatutos de la Federación Española. Dicho artículo estipula que el futbolista que alce su camiseta y exhiba cualquier lema o mensaje, "sean los que fueren sus contenidos o finalidad", será sancionado "como autor de una falta grave" con una multa entre los 2.000 y los 3.000 euros.

Con la ley en la mano, y sin ninguna flexibilidad, la federación cargó al delantero con el máximo castigo económico. Una multa igual a la que, por ejemplo, impuso al Espanyol en septiembre pasado por permitir en su estadio el continuo lanzamiento de bengalas al campo, por parte de los boixos nois, seguidores del Barcelona, durante el derby catalán -una acción que, como ha sucedido en otras ocasiones, pudo herir a algún aficionado-. Un castigo similar al que la federación ordenó para el Betis por los símbolos nazis presentes en el Ruiz de Lopera en el partido de la tercera jornada de esta temporada contra el Sevilla (3.600 euros). Y al que la Comisión Antiviolencia acordó para dos aficionados que en abril pasado mostraron pancartas palestinas e insultaron a los baloncestistas del Maccabi de Tel Aviv en un encuentro contra el Barça en el Palau Blaugrana (3.500 euros).

El delantero se libró de una sanción mayor porque su gesto "no incita a la violencia"

"Su condición religiosa no le da derecho a hacer proclamas", dice Competición

Para la Federación Española, el gesto mudo de Kanouté frente al Deportivo se merece la misma dureza que estas acciones. La UEFA, sin embargo, se limitó a abrir un expediente en 2006 al Barcelona por mostrar en el Camp Nou la pancarta con el eslogan Catalonia is not Spain (Cataluña no es España) frente al Chelsea en la Liga de Campeones, un mensaje habitual en los partidos autonómicos de Cataluña, y similar a los que pueblan las gradas en los encuentros de Euskadi.

El árbitro del Sevilla-Deportivo, Mateu Lahoz, ya mostró una tarjeta amarilla a Kanouté por "cubrirse la cabeza con su camiseta, con motivo de la celebración de un gol", tal y como recogió en el acta, pero no por el lema de Palestina. El colegiado, no obstante, añadió este gesto en las anotaciones al final del acta. A raíz de ésta, el Comité de Competición decidió ayer sancionar al jugador. "Tenemos que ajustarnos a lo que dicen los Estatutos", justificó ayer el presidente de Competición, Alfredo Flórez. Ni el conflicto de Gaza, que ha causado más de 800 muertos en 14 días, le ha valido a Kanouté como elemento atenuante. "Es un hecho lamentable, pero la condición religiosa de un jugador no le da derecho a hacer este tipo de proclamas", comentó Flórez, que hizo hincapié en que podrían haberse acogido a "otros artículos que imponen mayores multas".

Manolo Jiménez, técnico del Sevilla, volvió a salir ayer en apoyo a su jugador. "En la polémica de Kanouté hay que respetar todos los puntos de vista. Hay que respetar todas las religiones y todos los sentimientos, siempre que el mensaje no sea para provocar violencia", opinó el técnico. Precisamente ahí, en las posibles consecuencias de la acción de Kanouté, es donde estriba la razón de que la multa haya sido de 3.000 euros, y no de una cantidad superior. "Hemos entendido mayoritariamente, no por unanimidad, que sólo la palabra Palestina no incita a la violencia", matizó Flórez; "por eso se ha aplicado el artículo 120.bis". De los tres integrantes del Comité de Competición reunidos ayer, hubo un voto particular que se inclinó por una mayor sanción al creer que la demostración de apoyo a Palestina por parte de Kanouté podría incitar a actitudes violentas. Si el Comité lo hubiera interpretado de esa manera, el malí podría haber sido multado hasta con 30.000 euros, según el artículo 101.d.

Competición ya sancionó en 2000 al entonces delantero malaguista Darío Silva con 2.400 euros por mostrar un lema del Partido Andalucista en un partido contra el Deportivo.

La federación, mientras, también sancionó ayer al jugador del Valencia Miguel con tres partidos de suspensión: uno, por doble amonestación; y otros dos por los insultos del futbolista al árbitro asistente del encuentro copero ante el Racing.

Contra la Federación y la FIFA

- Artículo 120.bis de la Federación Española:

"El futbolista que exhiba cualquier clase de publicidad, lema o leyenda, siglas, anagramas o dibujos, sean los que fueren sus contenidos o la finalidad de la acción, será sancionado como autor de una falta grave".

- Norma 4 de las reglas del juego de la FIFA:

"Los jugadores no deberán mostrar al público ropa interior con lemas o publicidad. El equipamiento básico obligatorio

no deberá tener mensajes políticos, religiosos o personales.

El organizador de la competición sancionará a aquellos jugadores que levanten su camiseta para mostrar lemas

o publicidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 2009

Más información