Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer tramo de la línea 9 funcionará a partir del otoño

Cinco trenes cubrirán la inauguración de la línea 9 del metro en el otoño de este año, con una frecuencia de seis minutos, en su primer tramo, en Santa Coloma de Gramenet. La flota de vehículos ascenderá a 13 en la primera fase, que cubrirá el trayecto entre Santa Coloma, Badalona y la Sagrera. Cuando la línea esté completada, serán 50 los trenes que darán servicio, pero habrá que esperar a 2013 o 2014. La línea funcionará sin conductor. El control se realizará en la futura instalación de TMB en la estación de la Sagrera. Los trenes automáticos mejoran la flexibilidad, la puntualidad, la seguridad y la eficacia respecto a los conducidos manualmente, según el Gobierno catalán.

En el resto de la línea, las obras continúan a todo trapo para cumplir los últimos pronósticos. Según recordó ayer el consejero de Política Territorial, Joaquim Nadal, el tramo que va del aeropuerto de El Prat a L'Hospitalet entrará en funcionamiento entre 2012 y 2013, y la zona que cruza Barcelona, un año más tarde. Cinco tuneladoras agujerearán el túnel entre El Prat y la Sagrera, del que aún queda la mitad por construir; dos de ellas trabajan a pleno rendimiento y tres se pondrán en marcha entre marzo y junio. Las estaciones están más avanzadas: se trabaja en el 79% de las instalaciones, aunque sólo están terminadas seis.

Estación a 60 metros

Nadal acompañó al presidente de la Generalitat, José Montilla, en una visita a dos de ellas, la de Can Zam, donde estarán las cocheras, y la de Fondo, que enlazará con la línea 1, ambas en Santa Coloma. La última se ubica a más de 60 metros de profundidad y tendrá ocho ascensores de gran capacidad para facilitar el acceso al andén. La nueva línea "aumentará en un 25% el número de usuarios de metro", dijo Montilla, quien destacó que los trenes serán construidos por Alstom y Siemens en Cataluña, y aseguró que la implantación de la infraestructura será positiva contra la crisis: "Dará trabajo en la construcción de las estaciones, en el mantenimiento de las instalaciones y en el sector ferroviario",

La Generalitat calcula que unas 15.000 personas utilizarán el metro entre Badalona, Santa Coloma de Gramenet y la Sagrera, una zona en la que el Gobierno ha invertido 1.600 millones de euros. La línea 9 será la más larga de Europa, con 52 estaciones repartidas en 50 kilómetros, y costará unos 6.500 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 2009