Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Calderón bate a su ídolo

El base español supera el récord de tiros libres seguidos de Nash

Antes ya de empezar su periplo en la NBA hace tres años y medio, José Manuel Calderón confesaba con entusiasmo que su espejo, el jugador al que más admiraba, era Steve Nash. No tenía mal gusto. El base canadiense de los Suns es uno de los mejores baloncestistas del mundo, seis veces All Star y dos veces designado el más valioso de la Liga (MVP), en 2005 y en 2006. Entre otras muchas cosas, Nash era el jugador en activo que más tiros libres había anotado de manera consecutiva. 74 acumuló la pasada temporada. Calderón batió la marca en el partido que enfrentó a los Raptors y a los Nuggets. La gesta del base español, que extendió su racha a 75 aciertos al anotar los dos tiros libres que lanzó y que sumó 18 puntos y 11 asistencias, fue una de las pocas notas positivas de su equipo. En su propia cancha, Toronto volvió a perder por 114-107 y acumula 20 derrotas en 32 partidos.

El récord no computa los partidos de playoff. Caso contrario, Calderón sumaría cinco tiros libres más, anotados en la eliminatoria que los Raptors perdieron la pasada temporada ante los Magic de Orlando. El nuevo récord establecido por Calderón empezó a contabilizar el 11 de abril de 2008 en un partido contra los Nets. Ese día falló su primer tiro libre y desde entonces ha sumado 75 sin error en un total de 34 partidos. Calderón tampoco falló ninguno de los siete tiros libres que lanzó el pasado verano con la selección española, subcampeona olímpica.

La racha del base extremeño es la sexta mejor de todos los tiempos, superada por cinco jugadores ya retirados: Michael Williams (Minnesota, 97 tiros libres en 1993), Abdul Rauf (Denver, 81 en 1993), Calvin Murphy (Houston, 78 en 1980), Mark Price (Cleveland, 77 en 1993) y Ricky Pierce (Seattle, 75 en 1991).

Calderón mejoró especialmente su mecánica de lanzamiento en el tiempo que trabajó con David Hopla, un técnico que le corrigió la posición del codo pidiéndole que lo situara sobre las cejas y no tan abierto como lo hacía antes. El objetivo del base español es que su equipo empiece a ganar partidos, empezando por el próximo ante los Rockets y en el que los Raptors no podrán contar con O'Neal y Kapono, lesionados. "No podemos permitirnos más derrotas en casa", afirma Calderón. "Estamos más cerca de ser el equipo que queremos ser. Pero necesitamos algunas victorias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de enero de 2009