Rebelión de los jueces mercantiles

Críticas a la consejera Tura por falta de personal y de organización

Los jueces mercantiles de Barcelona están que trinan por el colapso en el que están instalados y ayer evidenciaron su profundo malestar con el Departamento de Justicia, al que acusan de desentenderse de una realidad que afecta a miles de trabajadores y a miles de millones de euros de empresas en suspensión de pagos o en quiebra, pendientes de resolución judicial.

La consejera de Justicia, Montserrat Tura, acudió ayer por la tarde a inaugurar los dos nuevos juzgados mercantiles de Barcelona y dibujó un escenario optimista sobre esa jurisdicción. En ese acto protocolario estaban presentes dos jueces mercantiles que, perplejos por las explicaciones, convocaron una rueda de prensa improvisada para replicar a Tura, una acción sin precedentes.

En cada uno de los juzgados mercantiles de Barcelona han entrado este año más de mil asuntos, mientras que la carga de trabajo que ve razonable el Consejo General del Poder Judicial es de 350. "Pero el problema no es de asuntos, sino de complejidad", explica Enrique Grande, titular del Juzgado de lo Mercantil número 1. El concurso de acreedores de Habitat, por ejemplo, es un solo asunto, pero llevará un mínimo de dos años resolverlo. Y así decenas y decenas de casos, ciertamente no tan complejos, pero que el juez ha de resolver sin olvidar el resto.

En noviembre de 2007 los jueces mercantiles se rebelaron para pedir más juzgados y vaticinaron un colapso. Lograron que en lugar de un juzgado, como había previsto la Generalitat inicialmente, se pusieran en marcha dos. "Son los que ahora inaugura la consejera, con un año de retraso e insuficientes", explicó Enrique Grande. Para 2009, la Generalitat no ha pedido al ministerio ningún otro juzgado de lo mercantil en Barcelona.

Tura explicó ayer que en los dos juzgados habrá un total de 16 funcionarios y cuatro más en los llamados servicios comunes. "Pero no dijo que eso tardará meses en hacerse realidad, porque los dos juzgados empiezan a andar hoy con un total de 12 funcionarios y sin servicios comunes, porque ni existen ni se han diseñado", dijo Grande.

Además no habrá jueces titulares hasta marzo. Mientras tanto, un juez será sustituto y el otro juzgado lo asumirá voluntariamente José María Fernández Seijo, que ya es titular del Juzgado número 3, que tramita el concurso de Habitat. Durante 15 días, todos los asuntos nuevos irán a parar a esos juzgados y después recibirán tres casos por cada dos en los otros. "Lo que nos indigna es que no seamos una prioridad para el departamento y que sean capaces de quitarnos un funcionario de refuerzo que teníamos", afirmó Grande.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de diciembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50