Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado culpa a la dueña de una guardería clandestina de matar a un bebé

Un jurado popular declaró ayer culpable a Mercedes R.A., acusada de asesinar el 3 de diciembre de 1996 a un bebé de catorce meses, hijo de una de sus mejores amigas, en la guardería clandestina que regentaba en El Ejido (Almería). Con siete votos a favor y dos en contra, el jurado ha encontrado a la mujer, que tenía entonces 32 años, culpable de "dar muerte" a un menor "desvalido y sin posibilidad de defenderse" al que asestó un golpe "brutal" a la altura del abdomen.

Para respaldar este veredicto de culpabilidad, el jurado ha atendido a las contradicciones en las que incurrió la acusada tras cometer la agresión, que se produjo horas después de que la madre del pequeño le dejara en la guardería de su amiga, como hacía desde que el niño contaba con cuatro meses.

Además de estas incongruencias en el testimonio de la acusada, que aportó seis versiones de lo ocurrido, la mayoría basadas en una caída accidental, el jurado ha incluido como elemento de convicción el "poco interés" por el estado del bebé mostrado por Mercedes R.A.

Entre las pruebas que han respaldado el veredicto figura un parte de lesiones emitido días antes de que se certificara la muerte del bebé, del que el jurado infiere que presentaba indicios de maltrato, así como los partes de lesiones y las declaraciones de los cirujanos del hospital de Torrecárdenas que intervinieron al menor el 3 de diciembre para tratar de frenar la hemorragia masiva que le generó la sección de la vena cava.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 2008