Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Mañana, el gran clásico

"Nos faltan referentes"

Guardiola y sus ayudantes, a los que se prohibió grabar en el Bernabéu el partido del Zenit, estudian vídeos del Sevilla de Juande

Lo tenía todo controlado el equipo de colaboradores de Guardiola. Como de costumbre, cinco partidos editados pormenorizadamente, los movimientos de ataque por un lado, los defensivos por el otro y las estrategias a balón parado, listas para las conclusiones del "jefe". Además, análisis individualizados de cada jugador. Todo listo para el siguiente reto, el Madrid de Schuster. En esas, llegó Calderón, despidió a Schuster y presentó a Juande Ramos como nuevo entrenador. "A los cinco minutos, Guardiola ya daba instrucciones", reconocen en el club.

Guardiola movilizó el servicio de documentación del club, departamento al que se le reclamaron las grabaciones del Barcelona-Sevilla del año pasado, otro partido de los sevillanos lejos del Sánchez Pizjuán y la final de la Supercopa en Mónaco, hace dos temporadas, además de un partido que jugó el Tottenham la temporada pasada. Finalmente, el estudio del encuentro inglés no sirvió de mucho.

Carles Planchar, miembro del equipo de Guardiola que se responsabiliza del tema visual, se desplazó el pasado miércoles al Bernabéu para grabar el debut de Juande Ramos al frente del Madrid con motivo del partido ante el Zenit, última jornada de la fase de grupo de la Liga de Campeones. El viaje fue en balde: el Real Madrid prohibió tomar imágenes del partido, alegando que los enviados del Barcelona no tenían el permiso de la UEFA, propietaria de los derechos de televisión del evento. "Tuvieron que improvisar", advierten fuentes del cuerpo técnico, eufemismo que esconde que finalmente Planchar se las ingenió para grabar lo necesario, tal vez con menos calidad de la habitual.

Lo cierto es que el cuerpo técnico sospecha que por vez primera en lo que va de campeonato, el rival les terminará sorprendiendo. "Nos faltan referentes, así que tendremos que ser más Barça que nunca. A fin de cuentas, lo primero es hacer bien lo que sabemos". Saben que nunca será lo mismo analizar el juego de un equipo en el que Alves es lateral derecho -como sucedía en el Sevilla- a encarar uno en el que juegue Metzelder, como se rumorea. "Nos fijamos mucho en las cualidades individuales y en ese sentido, Guti es Guti, Raúl es Raúl y Gago es Gago, con Schuster o sin Schuster", advierten en el cuerpo técnico, que dicen no estar excesivamente preocupados de haber tenido que aplicar un plan B en el análisis del Madrid. "Con Schuster sabíamos lo que había y a que atenernos y en tres días poco puede cambiar Juande, más allá de la distribución. Si tenemos que retocar algo, lo haremos, tampoco es problema".

Una cosa ya han comprobado: con el alemán la estrategia la defendían en zona y ahora practican algunos marcajes al hombre. En ese sentido, el cuerpo técnico se siente tranquilo, entre otras cosas porque Dani Alves se conoce de memoria los detalles y, lógicamente, ha echado un cable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de diciembre de 2008