El ministro (cazador) de Justicia

Mariano Fernández Bermejo participó en una batida de cinco horas en Asturias y mató un jabalí

Mariano Fernández Bermejo es un ministro de armas tomar, porque además de ser uno de los azotes de la oposición es un experimentado cazador. Lo es desde que tenía 10 años. Le da igual la especie. Su última gran batida la llevó a cabo el pasado 30 de noviembre en Asturias, durante una jornada de caza de mucho frío y lluvia. El ministro, que el día anterior firmaba convenios con el Gobierno regional de Asturias, se convirtió en un cazador que esperaba inmóvil entre el ramaje el paso de los jabalíes. Tras los matorrales del monte Cayón, situado en el oriente del Principado, en el concejo de Piloña, Fernández Bermejo aguardaba, empapado, junto a otros 16 miembros de la cuadrilla del cazador local Jesús Alonso, la aparición de los animales. La espera fue larga. En cinco horas el ministro sólo disparó un tiro, pero fue certero. "Me parece que le he dado a un guarro", exclamó entusiasmado, según uno de los presentes. Su olfato no le engañó. Había abatido a uno de los cuatro jabalíes que cayeron esa jornada. Bermejo es un cazador paciente y tiene buena puntería, cuenta uno de sus compañeros de batida.

La afición del ministro a la caza le ha llevado a ser portada de Jara y Sedal. La amplia entrevista publicada por esta revista especializada, en la que cuenta sus experiencias y aparecen fotos con algunos de sus trofeos cinegéticos, está colgada en el apartado de discursos e intervenciones de la página web del Ministerio de Justicia.

Pero su pasión por la escopeta también le ha puesto en aprietos. Grupos ecologistas le han reprochado su afición. "Un Gobierno (PSOE) que ha manifestado preocuparse por el maltrato animal, en su programa electoral, no puede permitirse tener a uno de sus miembros con aficiones destinadas a matar a animales por puro placer", señala un comunicado de Los Verdes del pasado mes de mayo. El ministro siempre ha sido rotundo: "Voy a seguir defendiendo mi derecho a cazar mientras sea una actividad legítima". Desde que fue nombrado ministro de Justicia también se ha sabido que Bermejo fue bajista de un grupo de música y que escribe poesía.

Reproducción de la revista especializada<i> Jara y Sedal, </i>con el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, en su portada.
Reproducción de la revista especializada<i> Jara y Sedal, </i>con el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, en su portada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50