ARTE | la semana por delanteColumna
i

Carl Einstein, el crítico más radical

Carl Einstein (1885-1940) ha pasado a la historia como el prototipo de ejemplo de intelectual combativo. Fue historiador del arte, novelista, revolucionario y muchos le conocieron por ser el portavoz de la Columna Durruti. Y sobre todo, fue amigo íntimo de artistas tan fundamentales para entender la vanguardia histórica como Picasso, Gris, Braque, Grosz o Miró. Para conocer de cerca a este imprescindible personaje, hay que visitar la exposición que estos días le dedica el Reina Sofía: La invención del siglo XX. Carl Einstein y las vanguardias. A través de 120 obras se da cuenta de sus gustos y pasiones artísticas y de su legado intelectual. Su pensamiento político, siempre vinculado a la izquierda más radical, queda reflejado en un documental en el que se escuchan sus textos y su voz durante el funeral del líder anarquista Buenaventura Durruti en Barcelona, una joya que ha sido rescatada por la Filmoteca de la Generalitat de Cataluña.

El hilo conductor de la exposición son sus textos fundamentales. Su obra definitiva fue La historia del arte. En ella desprecia el expresionismo alemán o el constructivismo ruso, a la vez que considera determinante el surrealismo. El cubismo es, para él, mucho más que una forma de entender el arte. Es una forma de vida.

El discurso teórico está acompañado de algunas de las obras que él calificó de maestras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de diciembre de 2008.