Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de entidades se suma a la manifestación del sector educativo

El Consell acusa de dogmatismo a los convocantes y prepara la réplica

Más de un centenar de entidades cívicas se ha sumado a la manifestación convocada por la Plataforma per l"Ensenyament Públic, que aglutina a los diferentes actores de la red pública de educación, y que hoy recorrerá las calles del centro de Valencia -plaza de San Agustín, caqlle Xàtiva, Colón, calle de la Paz, plaza de la Reina, de la Virgén y de Manises- en protesta por la política del Consell.

La manifestación, que tendrá como lema Amb aquesta educació, Font de Mora dimissió!, tiene lugar tras semanas de concentraciones multitudinarias en la mayoría de ciudades y de encierros de protesta en docenas de centros educativos.

El presidente de Escola Valenciana, Diego Gómez, que forma parte de la plataforma convocante argumentó ayer que la decisión de impartir en inglés la asignatura "Educación para la Ciudadanía ha sido la gota que ha hecho derramar el vaso, pero en realidad esta es una respuesta a años de deterioro y a años de no asumir las responsabilidades que le corresponden a la Consejería de Educación, que encabeza Alejandro Font de Mora".

La protesta llega tras semanas de concentraciones multitudinarias

"Camps lleva diez años dándole la espalda al aprendizaje del inglés y a la escuela pública en general", prosiguió Gómez, "si la Generalitat tiene intención de mejorar el sistema, a partir del lunes la plataforma está a disposición de la consejería para presentar en positivo propuestas sobre la mesa".

Para los convocantes, es necesario que la Consejería de Educación formule una propuesta concreta y por escrito de moratoria a su propuesta de impartir en inglés Educación para la Ciudadanía, además de atender el resto del decálogo de reivindicaciones. En caso contrario está previsto que prosigan las movilizaciones en el sector educativo.

Ayer se produjeron nuevas adhesiones y el Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament acordó celebrar hoy un Consell Nacional antes de la manifestación para analizar la situación y plantear nuevas movilizaciones si no se llega a un acuerdo.

Por su parte, el Gobierno valenciano y el PP se concentraron en contrarestar en la medida de lo posible la convocatoria de la Plataforma per l'Ensenyament Públic.

El vicepresidente primero y portavoz del Consell, Vicente Rambla, acusó ayer a la plataforma de "aprovechar la situación para plantear situaciones con mucha crudeza". "Se visualiza el dogmatismo y su posición intransigente", indicó Rambla, que no eludió concretar cómo será la moratoria para la asignatura de Ciudadanía.

En este contexto, el Consell, que se niega a negociar con la plataforma y ha optado por reuniones bilaterales con los distintos colectivos educativos, anunció ayer que en la nómina de diciembre mejorará las retribuciones de los equipos de dirección de los centros educativos, tal y como se comprometió en el acuerdo suscrito en mayo de 2007 con todos los sindicatos del sector, a excepción del STEPV.

El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, se reunirá hoy en la sede del PP para explicar su posición a cargos del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2008