Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Dinero & inversiones | bolsa

Vocación cartesiana

El fondo Cartesio X trata de batir la rentabilidad de la deuda pública

El fondo Cartesio X pertenece a una categoría de fondos conocida como mixtos flexibles globales en euros que se caracterizan por dejar a los gestores una gran libertad a la hora de tomar las decisiones de inversión, en función de cómo crean que van a evolucionar los diferentes mercados financieros. Su política de inversión persigue una revalorización a largo plazo que a la vez trata de proteger el capital. En España se distribuyen 204 fondos de características parecidas.

Cartesio X es un fondo que asume niveles de riesgo no muy elevados, tratando de superar según sus gestores "la relación rentabilidad/riesgo ofrecida por la deuda pública de la Eurozona a largo plazo". Intenta conseguirlo por medio de una mezcla de renta fija, renta variable y liquidez adaptada a cada situación de mercado.

Según uno de los gestores del fondo, Cayetano Cornet, "en este momento la parte invertida en Bolsa representa el 5% del patrimonio del fondo; un 30% está invertido en renta fija emitida por empresas (con periodo de vida residual inferior a tres años), y un 15%, en pagarés de empresa; el resto es liquidez".

Una característica de este fondo es que las tres personas responsables de la gestión son a la vez socios en la entidad gestora del fondo, con el compromiso expreso, según Cayetano Cornet, de "mantener el patrimonio financiero de los tres invertido en fondos de Cartesio". Un compromiso, insisten, que "está comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y que muestra su voluntad de comprometer con sus decisiones no sólo el patrimonio de sus clientes, sino también el propio".

Consideran como su mayor acierto de los últimos 12 meses el haber reducido drásticamente la parte de renta variable de la cartera del fondo, a la vista de la evolución tan negativa que estaban experimentando los índices de Bolsa desde comienzos de año, y también creen que es un acierto el haber aprovechado las buenas oportunidades que ha venido ofreciendo en estos últimos meses la renta fija privada, con rentabilidades de entre el 6% y el 7%. Como equivocación mencionan el no haber esperado algo más para realizar esas mismas compras de renta fija, ya que podrían haber conseguido unos precios aún mejores.

Consideran que éste es un fondo tranquilo y conservador, que no dará grandes sustos y mantendrá una rentabilidad sostenida que confían en que para los próximos 12 meses podría situarse entre 4,5% y 5,5%, y, aunque creen que la Bolsa aún seguirá dando sustos, recomiendan empezar a hacer una cartera de renta variable, para lo que apuntan a su otro fondo mixto perteneciente a esta misma categoría, Cartesio Y.

Entre el ideario de su manera de gestionar mencionan la transparencia ("hacemos pública todos los meses la composición de la cartera de nuestros fondos") y la diversificación.

Las comisiones y gastos anuales (TER) que la gestora carga al fondo ascienden al 0,6% sobre el patrimonio, un 60% por debajo de la media de gastos para la clase de fondos con parecida política de inversión, que es de 1,42%. Cartesio X carga, además, una comisión sobre resultados de 7,5% que calcula sobre la rentabilidad positiva anual.

Juan Ignacio Crespo es director europeo en Thomson Reuters

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de noviembre de 2008