Crisis financiera mundial | La respuesta europea

Cuatro bancos británicos negocian la entrada del Estado en su capital

Reino Unido puede convertirse en el principal accionista de dos entidades

La City espera hoy con ansiedad la apertura de las cotizaciones tras la catástrofe vivida la semana pasada. Cuando a las ocho de la mañana haya abierto el mercado londinense, al alimón con los del resto del continente, se debería saber ya el resultado de las frenéticas discusiones mantenidas durante el fin de semana -que se prolongaron hasta bien avanzada la jornada de ayer- por cuatro grandes bancos y las autoridades financieras británicas sobre la aplicación del plan de rescate de la City.

El punto más delicado del plan, presentado la semana pasada por el primer ministro Gordon Brown, es la entrada del Estado en el capital de Halifax Bank of Scotland (HBOS), Royal Bank of Scotland (RBS), Lloyd's TSB y Barclays. Otros dos bancos que pueden beneficiarse del rescate, HBSC y Abbey, filial del Santander, no parecen necesitar ninguna inyección de capital público.

Sir Fred Goodwin, consejero delegado del RBS, anunciará hoy su dimisión

Más información

Según la BBC, las autoridades británicas han evaluado en más de 62.000 millones de euros las necesidades de capitalización de estos cuatro bancos para afrontar el futuro. Según sus estimaciones, el Royal Bank of Scotland necesita una inyección de capital equivalente a 27.500 millones de euros para equilibrar sus balances. Una cantidad enorme que deja en evidencia a sus gestores.

Se da por seguro que el consejero delegado de RBS, sir Fred Goodwin, que al principio de la crisis ya recurrió a los accionistas para ampliar el capital en 16.500 millones de euros, presentará hoy su dimisión. Se cita como posible sucesor a Stephen Hester, ex director financiero de Abbey y en la actualidad consejero delegado de British Land.

El HBOS, siempre según la BBC, necesita una inyección de capital de 16.500 millones de euros, Barclays en torno a 11.000 millones y Lloyds cerca de 7.000 millones. La potente inyección de capital en HBOS y su hundimiento en Bolsa en las últimas semanas ha replanteado la posibilidad de que Lloyd's se esté pensando el proyecto de fusión entre ambos bancos o al menos el precio acordado en su día. Dadas las necesidades de dinero del RBS y del HBOS, el Estado podría convertirse en el principal accionista de estas dos entidades.

El ministro del Tesoro y canciller del Exchequer, Alistair Darling, confirmó ayer que las autoridades financieras y los bancos afectados están "discutiendo las cuestiones específicas para implementar el plan" y afirmó que habrá "un anuncio al principio de la semana". Es decir, antes de que hayan abierto hoy los mercados.

Las entidades financieras creían que iban a disponer de tiempo hasta diciembre para pactar las condiciones del plan de rescate, pero la catastrófica semana vivida por los mercados mundiales, especialmente frágiles el jueves y el viernes, ha obligado al Gobierno a acelerar su puesta en marcha.

Las autoridades financieras han estudiado el fin de semana las cuentas de estos bancos para evaluar el grado de riesgo que tienen y cuáles son sus necesidades de capital. Pero no es seguro que estas necesidades vayan a ser cubiertas enteramente por el Estado. De una parte se podrían ocupar los propios accionistas actuales que quieran acudir a una eventual ampliación de capital.

El Estado asumiría la parte de la ampliación que no fuera cubierta por el mercado. Esta fórmula, sin embargo, tiene el inconveniente de que el Estado acabe adquiriendo acciones ordinarias de los bancos, que incluyen derechos políticos. La idea inicial se basa en que el Estado se haga con acciones preferentes, que le dan prioridad para recuperar la inversión, pero no le otorga derechos de voto.

Sucursal del banco Halifax en Londres.
Sucursal del banco Halifax en Londres.BLOOMBERG

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50